La vergüenza de Bergoglio.

papa-franciscoDice el Papa que siente vergüenza por la muerte de esas casi 200 personas inmigrantes frente a la isla de Lampedusa. Lo ha repetido con la vehemencia que le caracteriza cuando sabe que hay cámaras de tv cerca. Pues estoy de acuerdo con él por primera vez. A mí como ser humano y como trabajador también me causa vergüeza, mucha vergüenza y mucha pena. Me parece vergonzoso que haya unas élites corruptas al frente de muchos gobiernos africanos que no sólo mantienen en la pobreza extrema a sus pueblos, sino que encima se lucran con el tráfico de seres humanos. Porque son esas élites las en la sombra conforman las mafias de la inmigración. Me parece vergonzoso que esas élites estén apoyadas directamente por gobiernos europeos y sobre todo por el capital norteamericano, que se lucra instalando en África sus multinacionales petroleras, minerales y pesqueras. Me parece vergonzoso que la izquierda europea lejos de denunciar todo esto, se limite a exigir una política de puertas abiertas en toda Europa para importar a nuestros barrios y calles esa miseria y esa pobreza. Empujando al Continente entero y a los pueblos europeos a una aniquilación segura. Y me parece de un cinismo extremo que esa izquierda globalista y colaboracionista de las mafias del tráfico de seres humanos silencie que no son 50 o 100 millones de personas los que padecen hambre y pobreza en todo el mundo, sino la friolera de 4000 millones de seres humanos. ¿Que hacemos, vaciamos medio planeta y los traemos a Europa?. ¿O es mejor dejar pasar unos poquitos para tranquilizar nuestras conciencias?. ¿Por qué esa izquierda no denuncia al capitalismo internacional?. ¿Por qué no afirman que el primer derecho de un ser humano es el poder realizarse completamente como persona y como trabajador en su propio país?. Pues porque la izquierda marxista es colaboracionista activa de las políticas globalistas del gran capital. Esas políticas tendentes a instalar un sólo gobierno mundial donde unos pocos esclavos sin identidad se dediquen simplemente a trabajar y consumir para una élite. Aunque eso lo disfracen bajo la apariencia de un estado mundial “obrero”.

Y de verdad, lo que me asquea es que el Papa no hable con la misma claridad que yo lo he hecho. Los europeos no tenemos la culpa de lo que sucede en África con la inmigración. La tienen nuestras élites políticas que sirven a ese gran capital internacional al que Bergoglio no se atreve a señalar. Quizá por que algunos de sus “hermanos mayores saldrían escaldados”. Por que cuando hablamos de ese capital internacional estamos hablando del mismo enemigo ancestral de todos los pueblos libres del mundo que se llama Sionismo Financiero. ¿Quiere usted señalar de verdad a los culpables de casi todos los males que aquejan a la Humanidad?. Pues dígalo de una vez. Condene la usura como hicieron otros papas en el pasado. Condénela como hizo Jesucristo cuando expulsó a los cambistas del templo y cuando afirmó que tenían por padre al Diablo. Condénela como hace también el Corán. Porque este sistema económico que sufrimos todos los pueblos de la Tierra se basa única y exclusivamente en el crédito y el consumo. Sin crédito el capitalismo muere, así de simple. Y en última instancia, predique con el ejemplo, porque si de algo carece el Vaticano es precisamente de esa inmigración masiva que llena el resto de Europa. Menos fotos, menos declaraciones y menos cinismo, Santidad.

mercaderes_templo2

Anuncios

5 pensamientos en “La vergüenza de Bergoglio.

  1. No soy cristiano, tampoco católico pero algunas de las cosas que dice este papa suenan bien. Observo las declaraciones del papa como las de un jefe de estado llamado Vaticano y espero que pronto pase de las palabras a los hechos.
    Por otra parte, como usted, yo también me avergüenzo de la izquierda europea. De la derecha no siento vergüenza alguna, ellos son así. Siento vergüenza también de tanto golpe en el pecho y expresiones de dolor. Ahora han muerto 200, tal vez 300 personas, ¿acaso duele más la tragedia según el número de víctimas?

  2. Muchas de las cosas que suceden en áfrica-y la culpa- ya no es que sea culpa de los gobiernos de ocupación occidentales, sino que también es culpa de los propios africanos, su cultura e idiosincrasia tradicional.

    • Evidentemente, pero Europa, que en su día saqueó aquel continente, lo que no puede hacer es legislar para que, incluso la más elemental solidaridad de socorrer a quien está en peligro, sea un acto ilegal y perseguido.

      • África está siendo saqueada ahora mismo por multinacionales. Vamos a por ellas. Tienen nombres y apellidos. ¿O es que hay alguien tan tonto que piensa que en Somalia se dedican a la piratería por afición?. Lo hacen porque determinadas empresas pesqueras están saqueando sus aguas. De modo que dejémonos de divagar con no se que culpas de Europa. Porque parece que entonces debemos admitir a millones de personas pobres como castigo. Vamos a por las élites financieras y vamos a denunciar a todos esos gobiernos títeres impuestos por el gran capital. Empecemos como dictadores como Obiang o el propio Rey de Marruecos. Y al margen de esto y como he dicho en el artículo, ¿que hacemos, dejamos entrar a todos los que quieran?. ¿Donde nos vamos los europeos?. ¿No tenemos derecho a nuestra tierra acaso?. ¿Hay que terminar con la miseria mundial importándola a Europa y despoblando medio planeta?. Me parece una postura hipócrita y demagógica. Que es la postura de Bergoglio.

Los comentarios están cerrados.