Parece que llueve…

dignidad

España culmina estos días su proceso de desguace iniciado el 20 de Noviembre de 1975. Nada de lo que ha sucedido en este país desde entonces ha sido casual. Tampoco fue casual que Zapatero ganara las elecciones en el 2004 gracias al 11M y procediera a poner en marcha el calendario que le habían marcado en su agenda los bilderberg y demás ralea. Así hemos llegado a lo de ayer, cuando la etarra Inés del Río fue puesta en libertad por el gobierno de Mariano Rajoy.

zapatero-rajoyPuede que una parte importante de los españoles sea imbécil, lo reconozco. De otra manera el programa de Tele 5 “Sálvame” no hubiera tenido el pasado fin de semana 3 millones de audiencia porque reaparecía Belén Esteban. Pero no todos lo somos y nos damos cuenta de muchas cosas. Lo del fallo del Tribunal de Estrasburgo y la puesta en libertad de la zorra en cuestión en menos de 24 horas deja en evidencia tanto a los jueces de la audiencia como al fiscal general y al propio gobierno. De nada sirve que aparezca Gallardón y el Ministro del Interior con cara de falsos viudos en la tv. Mienten y lo saben. Su mirada al horizonte les deja en evidencia. No se atreven a mirar a la cara de las víctimas. Y mienten porque el fallo del Tribunal de Estrasburgo no obligaba a nada al gobierno. Se podía acatar el fallo sin haber tenido que ejecutar la sentencia. Sentencias que en otras ocasiones no han ejecutado tampoco países como Reino Unido o Italia, porque atentaban contra pilares básicos de su ordenamiento jurídico. De modo que si la puerca esta ha sido liberada, ha sido simplemente porque así lo ha querido Mariano Rajoy. Y las víctimas del terrorismo tienen que enterarse de una vez por todas. Rajoy sigue la agenda de Zapatero. No es algo que no haya tenido más remedio que hacer. La negociación de Zapatero con ETA no terminó con el cambio de gobierno. Las víctimas tienen que ser conscientes de que el PP las ha estado engañando y utilizando durante años. Las ha sacado el PP a las calles cuando políticamente convenía y luego las ha dejado solas. Insisto en ello porque no entiendo que hacía Ángeles Pedraza de la AVT reunida el otro día con el Ministro de Justicia y el de Interior. De verdad que no lo entiendo. Y no me sirve que algunos personajes de ese partido salgan llorando y dándose golpes de pecho con cara de acelga. Ya sabemos que el PP tiene sus “polis buenos” para salvar la cara al partido. Pero mirad, en este caso, no lo admito. Porque este caso se trata de la sangre de más de 800 españoles asesinados por ETA por el mero hecho de serlo. A ver si a partir de ahora las víctimas del terrorismo abren bien los ojos.

ETA

Si algo piden las víctimas es que no las dejemos solas. Y los patriotas no lo vamos a hacer jamás. No somos del PP ni del PSOE, gracias a Dios. Por eso estaremos en Madrid, en la Plaza de Colón el próximo domingo 27 de Octubre. Rajoy no irá, claro está. Cuando ayer le preguntaron por la suelta de la bestia etarra, contestó a los periodistas “parece que llueve”. Es cierto, llueve. Va a llover y cada vez con más fuerza. Y esperemos que la riada limpie hasta el fondo esta pobredumbre, esta escoria en la que han convertido España unos y otros. Donde los etarras, criminales y violadores salen a la calle a reírse de los muertos, la clase política mira para otro lado mientras sigue con sus trinques y corrupciones y una parte importante de la ciudadanía sigue agilipollada pendiente de la telebasura diaria.

Ni olvido ni perdón. Pero ni para ETA ni para sus cómplices dentro del Estado. Ya nadie puede llevarse a engaño. A la derecha le importa una higa España. Lo mismo que a la izquierda (éstos ya ni se cortan y aplauden públicamente la sentencia de Estrasburgo). Los patriotas cibernéticos pueden seguir dándole al “me gusta” en Facebook o remangarse de una puñetera vez la camisa y empezar a luchar por España. El que pueda que milite y el que no pueda, que apoye al menos económicamente a los que sí militan. Ya está bien de andar apretando el paso a los demás desde el pc de casa. A España no le queda mucho. Menos de 10 años. Cuando se haya perdido, se habrá perdido la última posibilidad de ser libres, de poder mirarnos delante del espejo cada mañana y de poder ser leales a los que dieron su vida simplemente por ser españoles.

Anuncios

Un pensamiento en “Parece que llueve…

Los comentarios están cerrados.