El fracaso del Multiculturalismo.

eurosiberia1

Yo siempre me he pronunciado por el respeto a todos los seres humanos y particularmente hacia ese colectivo inmigrante que vive y trabaja en Europa. Creo que ellos no son los culpables de la crisis. Creo que son víctimas del Nuevo Orden Mundial y desde luego me declaro en contra de la Multiculturalidad y del tráfico de personas que auspician el Capital con la bendición de la derecha e izquierda europeas.

Dicho esto, quiero recordar que nadie preguntó a los europeos si querían ser multiculturales, se les impuso. Nadie pidió permiso a los europeos para llenar Europa de personas de otras partes del mundo con la burda excusa del problema de las pensiones y de la necesidad de mano de obra extranjera. Todas estas políticas que han generado una invasión sin precedentes de nuestro Continente, han sido impulsadas por la fuerza por esa oligarquía mafiosa que gobierna la UE y que trabaja única y exclusivamente para el Sionismo Financiero.

Ahora que algunos líderes europeos han visto las reacciones de la población autóctona a esta invasión (crecimiento de partidos nacionalistas y patriotas), comienzan con sus letanías del mea culpa. Tony Blair ha reconocido que su política de puertas abiertas a la inmigración fue un error. Angela Merkel ha declarado el fracaso de la Multiculturalidad en Alemania y Sarkozi ha hecho lo propio en Francia (país que está al borde de un enfrentamiento civil de carácter racial). Ninguno de ellos ha pedido perdón y tampoco han sido llevados ante un tribunal para ser juzgados por alta traición. Tampoco en España, donde Aznar y Zapatero son responsables de que tengamos más de 7 millones de inmigrantes, de los cuales solo cerca de 1 millón goza de empleo en la actualidad. Y es obvio que tampoco nadie ha perdido perdón a esos inmigrantes que llegaron a Europa con la promesa de un sueño de prosperidad que en muchos casos, se ha convertido en toda una pesadilla. Muchos de ellos vendieron todo lo que tenían para venir aquí y ahora no pueden volver o en cualquier caso viven mejor aquí de las ayudas sociales que en sus países de origen.

La misma casta política que sigue fomentando la llegada de inmigrantes a Europa en plena crisis, es la misma que actúa como cómplice en negocios sucios y en el robo descarado en muchos países pobres con sus respectivas oligarquías. Muchos que aquí claman por el respeto a los inmigrantes en nombre de los Derechos Humanos, se manchan las manos de sangre de personas pobres en Asia, África y América del Sur. Y como ya he dicho con la complicidad de una izquierda que mirando hacia otro lado sirve fielmente a sus amos globalistas y sionistas.

Ante el recorte de ayudas está aumentando vertiginosamente la marginalidad en muchos colectivos inmigrantes. Dándose además la paradoja de que ni hijos ni nietos de inmigrantes se siente parte del país de acogida ni del de origen. Se han convertido en personas sin identidad. Uno de los objetivos anhelados por el Gobierno Mundial. Y por otro lado los europeos están pagando los platos rotos de todo esto. A pesar del silencio repugnante de muchos medios de comunicación occidentales (todos ellos dirigidos y controlados por el gran Capital) se están produciendo los primeros brotes de violencia étnica y racial en toda Europa. Oleadas de violaciones en Noruega y Suecia (países que jamás tuvieron colonias o imperios que justifiquen a los ojos de la izquierda la invasión), violencia callejera en aumento en París y otras ciudades importantes de Francia (hoy Marine Le Pen es la líder más valorada por la ciudadanía francesa). Éxodo masivo de blancos en Londres y otras grandes ciudades del Reino Unido y conflictos raciales en Holanda y Bélgica. En Italia, la Isla de Lampedusa es la mecha del polvorín que puede incendiar el país entero (aunque como Bergoglio se los va a llevar a todos a vivir al Vaticano con él, quizá no pase nada grave). Y en España apenas se han producido todavía incidentes graves como los de París, quizá porque buena parte de la inmigración que tenemos comparten muchos rasgos culturales con nosotros, al provenir muchos inmigrantes de Hispanoamérica. Ahora, lo de Cataluña y la Comunidad Valenciana en relación con su enorme población magrebí es preocupante. No en vano la mitad de todas las mezquitas que hay en España se encuentran en Cataluña, merced a esa política del Pujolismo de traer población inmigrante de origen musulmán (imagino que para defender la identidad catalana eficazmente). Con todo ya se han empezado a producir violaciones, agresiones, robos y asesinatos cuyos autores en la mayor parte de los casos no eran españoles.

Lo que asquea en España es ese silencio mediático al que aludía antes en relación a toda Europa. Cuando un drogadicto agrede a una joven ecuatoriana en el Metro de Barcelona, nos lo plantan 2 semanas como ejemplo de racismo español. Pero cuando jóvenes españolas son violadas en el Parque del Oeste de Madrid por ser españolas y a manos de inmigrantes, no se estima como un caso racista. Eso sí, al menos esta vez detuvieron a los autores. Lo mismo sucede en el resto de Europa donde las agresiones racistas hacia los blancos son silenciadas sistemáticamente. A pesar de todo y gracias a Internet, algunas consiguen pasar la censura.

Podría poner muchos más ejemplos que vendrían a demostrar que lo que sucede ya en París o en Londres, está llegando aquí. Imagino que si llega un enfrentamiento generalizado a nivel europeo, los primeros en salir corriendo serán los que han provocado todo esto siguiendo los planes del sionismo financiero.

El Multiculturalismo es un fracaso reconocido ya en Europa y en Estados Unidos. Si todas las razas de la Tierra tienen derecho a vivir en sus propios países, los blancos también. En Europa hemos tenido suficiente diversidad cultural durante siglos y no necesitábamos más. Nadie ha solicitado movimientos migratorios masivos a China, Japón o África. Nadie pide que Camboya, Nigeria o Nepal sean multiculturales. Todos esos flujos migratorios son dirigidos a Europa y a las naciones blancas en general. Se llama Plan Kalergi y no persigue otra cosa que un genocidio a escala global contra la raza blanca. Yo no voy a acusar de ello a ninguna minoría étnica, pero sí al Movimiento Sionista, que es quien pretende dominar a todas las razas de la Tierra. Y desde luego tengo muy claro que he nacido en la tierra de mis antepasados, por ella he de luchar y en ella habré de morir.

castilla_medieval

Anuncios

2 pensamientos en “El fracaso del Multiculturalismo.

  1. ¿De dónde has conseguido la última foto? Conozco a uno de los que van vestidos de guerreros.

Los comentarios están cerrados.