Una nación soberana.

rajoy3

Ayer asistimos de nuevo al sainete anual del llamado debate sobre el estado de la nación. Lo esperado, nada nuevo. Rubalcaba tartamudeando y sin saber que decir y Mariano soltando mentira tras mentira. La mayor de ellas que España no ha sido intervenida… No, es un anuncio

http://economia.elpais.com/economia/2013/11/14/actualidad/1384448555_497440.html

En fin, no voy a entrar a desmentir toda esa serie de eslóganes electoralistas que ayer nos desgranó el presidente del ZOG español porque no vale la pena. Está claro que fue un discurso para personas carentes de entendimiento (imbéciles) y para su propia parroquia; últimamente molesta por la negociación con ETA, aunque cada vez menos. A quien le importan ya esos más de 800 asesinados… La memoria del pueblo español va paralela a su testosterona.

Lo peor y lo más triste es el propio debate en sí. ¿Estado de la nación?. Mejor deberían llamarlo debate de la nación sin estado porque eso es lo que somos. Una nación secuestrada y bajo un estado de ocupación, donde unos administradores gestionan lo que antaño fue un imperio y patria de los pueblos más valientes y aguerridos de Europa. Y no exagero ni un ápice. Una nación soberana y con estado propio no hubiera dedicado más de 100.000 millones de euros a rescatar a la banca privada. Una nación soberana perseguiría a los terroristas de ETA hasta en los váteres, como hace el Presidente Putin en Rusia. Una nación soberana no toleraría que un país tercermundista ejerciera el tráfico de seres humanos en las fronteras de Ceuta y Melilla. Una nación soberana no permitiría que los sionistas yanquis instalaran su puto escudo antimisiles en nuestro suelo. Una nación soberana hace tiempo que hubiera puesto en prisión y ante los tribunales a Artur Mas por sedicioso. Una nación soberana ya se hubiera salido de la OTAN y de la UE. Una nación soberana hubiera expulsado al embajador de Israel por promover el separatismo en España y hubiera reconocido públicamente al Estado Palestino. Una nación soberana no permitiría que 6 millones de ciudadanos estén sin un puesto de trabajo. Una nación soberana no permitiría que las familias trabajadoras perdieran sus casas a manos de la usura. Una nación soberana hubiera llevado ante tribunales populares a todos los consejos de administración de bancos y cajas quebrados. Una nación soberana hubiera procesado ya a la clase política responsable de 30 años de saqueo al patrimonio del Estado. Y una nación soberana hubiera proclamado hace tiempo una República que se incautara todos los bienes de casa real y declarara que la única majestad existente en este país fuera precisamente España. La España que ya no tenemos precisamente porque somos una nación sumisa, esclava y cobarde.

zog_spain

Anuncios