Diego Márquez.

 

Pudo ser un gran político de la democracia capitalista como otros traidores que cambiaron su camisa azul por la chaqueta y la corbata de la democracia liberal capitalista. Pudo haber sido como Martín Villa, Felipe González, Maru Menéndez, José Antonio Griñán, Miguel Ángel Revilla, José María Aznar, Adolfo Suárez y tantos otros. Pero él prefirió la fidelidad a sus ideas falangistas y por ello dedicó toda su vida a la consecución de una empresa grande. España. Porque son precisamente ese tipo de altos ideales los que dan sentido a la vida.

Descanse en Paz.

Diego Márquez

¡PRESENTE!

Anuncios