Visión. La Historia de Hildegard Von Bingen.

hildegardvonbingen

Como cada Verano, pasamos a recomendaros música, literatura y cine para alimentar bien el cuerpo y el espíritu. La figura de esta monja alemana del Siglo XII apenas es conocida en España y vale la pena. Que una mujer en el aquel tiempo defendiera la Ciencia y la Religión o que las enfermedades se curaban tratando el cuerpo y el alma, ciertamente era algo revolucionario que merece la pena conocerse.

Anuncios

Castilla. Porqué y para qué.

guerrero_castellanoHay quienes desde la Generación del 98 añoran una idea de Castilla más o menos artificiosa, como cuna de una España Imperial y próspera que nunca existió. Al menos en cuanto a próspera. Cuando uno lee en los libros de Historia las condiciones de vida de los castellanos durante la época imperial, se da cuenta de que los que verdaderamente prosperaban en este país eran los nobles y sus reyes. Ni Castilla ni España. De hecho aquel Imperio y sus incontables guerras terminaron por arruinar a Castilla entera como ya predijeran en 1520 los rebeldes Comuneros de Castilla.

Yo añoro aquella otra Castilla pequeña y humilde, que rodeada de enemigos por Este, Oeste y Sur, supo mantener su independencia. Aquella Castilla condal estaba formada por hombres libres. Sus leyes eran votadas en las villas y llevadas por sus representantes ante el rey para que el mismo las refrendara a cambio de la lealtad de aquellas gentes. De hecho ningún rey era proclamado como tal en Castilla, sin haber jurado antes la defensa de los Fueros y las Costumbres del Reino. Podemos decir que entonces los reyes estaban al servicio de sus súbditos y no al contrario. La derrota Comunera y la llegada de la época imperial terminó con todo aquello, introduciendo en Castilla el absolutismo real. Las villas perdieron su amparo frente a la nobleza y la ruina dio lugar a una Castilla como la que hoy tenemos. Un territorio casi vacío y yermo.

Castilla en origen no era más fuerte por tener fronteras más extensas. Castilla era fuerte y poderosa porque su pueblo lo era. Aquella Castilla de hombres libres, manejaba por igual la azada que la espada. Aquella Castilla prefería morir en combate que vivir permanentemente arrodillada. Por eso Castilla fue el principal baluarte de la Reconquista. Ortega afirma algo similar cuando dice que Castilla antes de imperar en España supo ser emperatriz de sí misma.

Hoy cuando paseas por alguna de esas pequeñas aldeas por las que parece no haber pasado el tiempo y te topas con alguno de sus habitantes, te das cuenta de en que nos hemos convertido. Y es que los castellanos de hoy, ignorantes de su Historia y de su Identidad viven con miedo. Ese es el peor síntoma de ser esclavo. Esclavo de los bancos, esclavos de Bruselas, esclavos de una casta política que ellos en su propia ignorancia votan cada 4 años y en definitiva esclavos de su propio materialismo e individualismo.

siembra

Castilla no existe porque sus habitantes no la reivindican. Y no lo hacen porque no la aman. Y no la aman porque no la conocen. Y hay quien saca beneficio de todo esto. Que hoy Madrid sea la única provincia castellana desarrollada en medio de una Meseta despoblada, lo dice todo. Y lo es solo por ser la capital de esta España arruinada, mezquina y… liberal. De los contrario, sería una villa en ruinas como tantas en Castilla. El desarrollo del país se ha trasladado en mayor o menor medida a la periferia española, dejando abandonadas las tierras del interior. Los desequilibrios que esto ha originado ha propiciado que a día de hoy la España actual sea insostenible.

España necesita con urgencia de Castilla. No porque los castellanos sean mejores que el resto de los españoles. Es porque necesita recuperar a aquel pueblo viril, guerrero y campesino que supo devolver a todo el país su soberanía en 1492. Y Castilla necesita de España porque fue este en origen el motivo principal de su nacimiento y expansión. Si hay algo que los castellanos tuvieron siempre en mente, fue la recuperación del trono perdido de Don Rodrigo. Y ahora, estando ocupados por el sionismo de Bruselas y por su casta política, la palabra Castilla adquiere la dimensión de un grito de guerra.

Somos españoles porque somos castellanos. Y porque somos españoles somos parte esencial de Europa. España es mucho más que un estado, una bandera o un mapa. España significa soberanía, orgullo, y patria común de todos los pueblos ibéricos. Y no podremos hablar de nada de esto mientras uno de sus pueblos más insignes, como es el castellano, siga siendo negado, anulado y ultrajado por separatistas y por separadores. Ambos traidores, ambos antiespañoles y ambos… liberales.

 

castilla5

Deporte, disciplina y voluntad.

discobolo

“Practica deporte. No temas el esfuerzo físico. Todo ello te llevará a conseguir un cuerpo sano y un espíritu duro, a ver la vida con optimismo y confianza en tí mismo y educar tu voluntad.”

(Nueva Ética Revolucionaria – Pedro Varela)

 

Efectivamente, así es. No todo es política para alcanzar nuestros ideales. La Revolución empieza por uno mismo. No puedes cambiar las cosas si no empiezas por tí mismo. Y ello comienza por moldear el propio cuerpo con el deporte.

Cada uno debe encontrar su propio camino en este asunto. Tan válido es meterse en un gimnasio como hacer las cosas por libre. Empieza por lo más importante. La Disciplina. No hagas como los pijos y los tontos que se meten a practicar un deporte por moda o por estética. Piensa en tí mismo como en un soldado espartano. Si decides ser tu propio monitor, comienza por lo más natural. Sal a andar a buen paso como mínimo una hora al día por el campo o por un buen parque, si vives en una ciudad. Comienza por endurecer tus piernas. Con el paso de los días intercala el paseo con tandas de flexiones para fortalecer también tu pecho, tus hombros, tus brazos y tu columna. No empieces con tandas pesadas. Comienza por hacerte 5 flexiones. Si eres capaz de hacer 5 es que eres capaz de hacer 10. No importa si las últimas las haces regular, HAZLAS. Vete subiendo el número de flexiones con el paso de los días hasta conseguir hacerte al menos 4 tandas de 25. Intercala el andar con pequeñas carreras. Las primeras de 5 minutos. Luego vete subiendo el tiempo de las mismas. Si puedes, cómprate un juego de pesas para completar el ejercicio en casa. Primero empieza con tandas de pesas de 4 kilos y luego vete subiendo el peso de las mismas, según te lo pidan tus propios brazos. Y no busques simplemente el estar cachas. Busca el estar fuerte y sano ante todo.

Fijaros que sencillo es. Os aseguro que en 15 días bajaréis de peso y os sentiréis mucho mejor. En 3 meses aún se notará más. Vuestros músculos comenzarán a definirse y a la par a fortalecer vuestra voluntad. Tomaros el ejercicio físico como una rutina diaria. Como un espacio de recreo y como el mejor momento para meditar y encontraros con vuestro propio y auténtico yo. En definitiva tomaros esto como una verdadera Disciplina. Con el paso del tiempo esa Disciplina os valdrá para muchas otras cosas en vuestra vida. Os iréis convirtiendo en una roca con cerebro y no al revés que los demás que hacen esto por “parecer” algo (rocas sin cerebro).

Y otra cosa importante, disfrutad de la Naturaleza a vuestro alrededor. Si podéis, practicar deporte sin camiseta. Que os de el Sol de forma natural. Sentid el aire limpio llenando vuestros pulmones y como cada gota de sudor arrastra de vuestro cuerpo toda la basura que no necesita. Sentid el Sol en vuestra piel y en vuestros ojos. Nos hemos acostumbrado demasiado a la gafas oscuras, cuando nuestros ojos están perfectamente preparados para tolerar la luminosidad de un día soleado. Cuando queráis descansar, quitaros las zapatillas y los calcetines y si podéis, pisad la hierba. Que las corrientes energéticas entre la Tierra y Sol fluyan por vuestro cuerpo. Sentid que sois ese eje entre el Cielo y la Tierra y meditad también en ello.

Para muchos todo esto será una estupidez. Para mí es una ayuda fundamental para ejercitar la voluntad, la disciplina y forjar un cuerpo y una mente preparadas para enfrentarse a esta sociedad débil, degenerada, cobarde y que vive de espaldas a su tradición, sus antepasados y a la propia Naturaleza.

irminsolluna