Ciudadanos de un lugar llamado “mundo”.

De un lugar también llamado DEGENERACIÓN, SIN IDENTIDAD, SINVERGÜENZA, DECADENTE, MISERABLE, REPUGNANTE, CORRUPTO, ESTÉRIL, SIN VALORES, MATERIALISMO, RELATIVISMO, ATEISMO, VULGAR, CHABACANO, NIHILISMO, PROGRE, MESTIZO, MULTICULTURAL, DEMOCRÁTICO Y… LIBERAL.

En resumen, ciudadanos de un lugar llamado Occidente.

Oración a José Antonio Primo de Rivera.

alegoria7ubbx6

“José Antonio, ¡Maestro!… ¿En qué lucero,
en qué sol, en qué estrella peregrina
montas la guardia? Cuando a la divina
bóveda miro, tu respuesta espero.

Toda belleza fue tu vida clara.
Sublime entendimiento, ánimo fuerte,
y en pleno ardor triunfal, temprana muerte
porque la juventud no te faltara.

Háblanos tú… de tu perfecta gloria
hoy nos enturbia la lección el llanto;
mas ya el sagrado nimbo te acompaña

y en la portada de su nueva historia
la Patria inscribe ya tu nombre santo…
¡José Antonio! ¡Presente! ¡Arriba España!”

-Manuel Machado-

 

Hasta luego…

cruzvisigot

Habéis nacido en el tiempo que os ha tocado. Si sientes que estás fuera de época y que el presente no casa con tus valores y creencias, lucha por cambiarlo. Pero sin perder la perspectiva de la realidad. Por mucho que lo intentes, nunca serás íbero, visigodo, romano o celta. Y menos aún vikingo o teutón. No se puede volver al pasado. Solamente a lo sumo podrás disfrazarte de ello. Pero por dentro seguirás siendo un hombre moderno y decadente. Para dejar de serlo no tienes que comprarte una espada o ver insaciablemente películas de Hollywood que sólo saben deformar la Historia. Lo primero que debes moldear es tu propio espíritu a la par que mejoras su templo que es tu propio cuerpo. Hay que saber mirar al pasado desde los libros para aprender de nuestros antepasados. En resumen, estudiar sus vidas en sus propios documentos. Es curioso, pero hasta hace relativamente poco tiempo (unos 50 años) los españoles consideraban como algo insoportable el deshonor o la blasfemia contra lo sagrado. Hoy ya ni si quiera decimos “adiós” cuando nos despedimos. Lo hemos sustituido por el “hasta luego”, cuando a lo mejor no nos vamos a volver a ver. Hemos borrado a Dios de nuestro vocabulario cotidiano. Quizá tengamos que empezar a cambiar esas pequeñas actitudes cotidianas, en vez de lanzar tantos vivas, tantos arribas y tantas bravuconadas desde Internet para recordar a nuestros héroes. La mejor honra que podemos hacerles es imitarles en nuestra vida diaria. No es nada fácil, pero todo comienza por implantar la disciplina y el honor propios en nuestra vida diaria.

Lecciones desde Guatemala.

Gloria Álvarez. Movimiento Cívico Nacional de Guatemala

No comparto todo lo que dice, pero sí como lo dice y contra quien lo hace. Ya quisiéramos aquí tener algo parecido, pero no. Aquí tenemos a los Cayo Lara, los Zapatero, los Rajoy y muñequitas tontas que se llaman Soraya.

Ah y también tenemos a populistas con coleta. Que no se nos olvide. Ahora bien, creo que el populismo empezó cuando los padres del Liberalismo mintieron al pueblo francés con aquello de la Libertad, Igualdad y Fraternidad.