Me gusta molestar.

lauburusMe gusta colgarme Lauburus al cuello y todos aquellos símbolos que me ligan a los antepasados remotos. Muchos piensan que soy vasco y cuando me preguntan, les cuento que no. Que es un símbolo muy ibérico, muy nuestro y que se encuentra por toda España en diferentes formas. Y que donde más se encuentra es en Asturias, Santander o Galicia. Y me gusta porque molesta. Muchos derechistas piensan que soy un abertzale y cuando les digo que una vez ese símbolo fue estandarte de los numantinos o de los antiguos guerreros castellanos que lo portaban en sus escudos, se callan. Pero les molesta y a mí me gusta molestar.

cruz_asturiasTambién me gusta colgarme la Cruz de Cristo. La que también portaban nuestros antepasados en Covadonga o nuestros queridos abuelos. Se que a muchos les molesta esta apología del Cristianismo. Pero de eso se trata. De que les moleste ver que aún hay personas en este país que se mueven por un código ético y moral. Que Dios está con nosotros. Que rezamos diariamente y que en definitiva estamos dispuestos a ser instrumentos de Dios. Y me gusta la Cruz sin nada. Porque me gusta expresar que Cristo ha resucitado y que ya no sigue muerto. Se que esto molesta y me gusta molestar.

visigodosMe gusta ponerme camisetas con águilas visigodas. Para recordar que su sangre fluye por mis venas. Que como castellano, soy heredero de aquella élite visigoda que dio forma a la primera Monarquía Hispánica destruida por los musulmanes en el 711 y luego base fundamental de la Reconquista de Las Españas durante toda la Edad Media. Don Pelayo, Fernán González, El Cid, los reyes castellanos, leoneses y navarros, descendían de los visigodos. A muchos esto les molesta y a mí me gusta molestar.

espanasMe gustan también las camisetas con símbolos de España. Sobre todo la Cruz de San Andrés. Porque fue la bandera del Imperio y la enseña de los defensores de la Tradición Española frente a la barbarie liberal. Además también me gusta llevar la bandera roja y gualda. Por esa bandera somos conocidos en el mundo entero y aunque en parte pueda simbolizar la España en decadencia, también es la enseña que los nuestros defendieron en Filipinas, en Cuba y en Puerto Rico. Y me gusta usarla cuando la Selección Española no está en una competición importante. Me gusta usarla sin excusa para poder hacerlo, como hace la mayoría. Se que esos colores molestan a muchos y a mí me gusta molestar.

casOtra enseña que me gusta exhibir es el viejo Pendón de Castilla. La bandera carmesí que ondeara victoriosa en las Navas de Tolosa. La enseña roja de Castilla, curtida en mil batallas victoriosas. No solamente me une a mis antepasados, sino que supone una reivindicación de primer orden. Dicen algunos que somos una unidad de destino en lo universal. Varios pueblos unidos en un quehacer común. Bien, pues uno de esos pueblos es el pueblo castellano. Hoy dividido, ocultado y proscrito en esta Ex-paña liberal, democrática, progre y corrupta. Se que muchos odian y les molesta Castilla y todo lo castellano. Y a mí me gusta molestar.

Yo soy así. Me gusta defender mi Historia, mi Cultura y mi identidad. Me gusta defender y recordar el legado de mis antepasados. Me gusta seguir defendiendo su fe y el estandarte de Cristo en España. Sin el cual España no podría entenderse y se que esto molesta y me gusta molestar. No tengo remedio. Me gusta molestar a los liberales, a los demócratas, a los progres, a los tibios, a los cobardes, a los enfermos de endofobia, a los abortistas, a los degenerados, a las hembristas y al lobbie gay. Que le voy a hacer. Soy Español, soy castellano, soy católico, soy blanco y Europeo. Se que muchos me odian por ello y precisamente por eso me gusta y me gustará siempre molestarles a todo ellos.

españas3

Anuncios

4 pensamientos en “Me gusta molestar.

  1. Muy buenas tardes Sr. Alfonso,

    Yo no lo consideraría molestar, sino el derecho a expresarse que tiene toda persona.

    Yo tengo una triqueta que para mi es un símbolo espiritual, sin embargo en el país comunista en el que estoy forzado a vivir esta prohibido expresarse, y si la pongo y la confunden con plata mi vida correría peligro.

    Lo felicito que vive usted en un país donde todavía se puede hacer eso.

    Un saludo
    José

Los comentarios están cerrados.