¡¡¡Nazis!!!

“Queremos que no se canten derechos individuales de los que no pueden cumplirse nunca en casa de los famélicos, sino que se dé a todo hombre, a todo miembro de la comunidad política, por el hecho de serio, la manera de ganarse con su trabajo una vida humana, justa y digna”.
(José Antonio Primo de Rivera)
hsm
Durante la II Guerra Mundial los medios de comunicación sionistas comenzaron a usar la etiqueta “nazi” para referirse a los nacional socialistas alemanes y a los alemanes en general. Es como en Vietnam, donde los soldados yanquis que ocupaban ese país, apodaban “charlies” a los vietnamitas rebeldes.
Según la propaganda de guerra sionista, los nazis eran unos tipos aborrecibles. Mataban a cualquiera por placer. Por ejemplo, en las películas de hollywoodienses (que es su centro de producción más importante) los nazis son pervertidos sexuales, practican tiro al blanco con los presos, hornean a la gente, fabrican jabones con grasa humana y poco más. Lo que nunca nos explican es porqué el 99% de los alemanes les apoyaban con fervor. Claro, que los alemanes apoyaban otro tipo de “nazis”. Los nacional socialistas. Quizá fuera porque bajo su gobierno, ciudadanos que habían vivido en la hambruna y la indigencia, bajo gobiernos 100% democráticos y liberales, de repente encontraron trabajo, casa en la ciudad, casa en el campo, un coche y muchos casos hasta vacaciones en Mallorca. Pasar en apenas 4 años de comedores sociales a ser clase media, los firmarían hoy sin pensárselo esos 4.700.000 españoles sin trabajo de los que casi nadie se ocupa, a casi nadie importan y que carecen de una fuerza política que les represente.
Pero en un mundo donde apenas nadie lee, nadie usa Internet para investigar nada y todos se limitan a navegar por las redes sociales para hablar de sus propias estupideces (yo, yo, yo), sigue triunfando la etiqueta “nazi”. Se aplica a cualquiera que se atreva a pensar por sí mismo y a cuestionar algunas “verdades” de los vencedores en la II Guerra Mundial. También y sobre todo a aquellos que diariamente dejan con el culo al aire al sistema, ayudando a todos esos compatriotas que sufren democráticamente el desahucio, el desempleo y el hambre. Dicen que discriminan a la gente porque solo ayudan a los españoles. Siguiendo ese razonamiento estúpido, si yo tengo una caja de pastas. La llevo a mi trabajo. La reparto entre los de mi departamento ya soy un “nazi”. Estoy discriminando al resto de la empresa, ¿no?. Estoy cometiendo un delito equiparable a todo un genocidio humano.
Lo extraño es que cuando llevas a tu hijo a una guardería pública o quieres inscribirle en el colegio público más cercano a tu casa y le dejan al final de la lista por SER ESPAÑOL. No es discriminación. No es un genocidio humano. Y no es algo “nazi”. Es lo natural porque los de fuera deben tener más derechos y oportunidades que los de casa. Tampoco es “nazi” cuando tú tienes que pagar los libros de texto de tu hijo español o el comedor del colegio y los hijos de los foráneos no. O cuando una ONG ayuda exclusivamente a los inmigrantes, excluyendo a los españoles en necesidad, tampoco es “nazi”. Esta etiqueta como vemos, se usa donde y cuando le conviene a nuestro maravilloso sistema liberal y democrático universalista, que ha logrado entre otras cosas, que España tenga una deuda que supera ya el 100% del PIB.
Mirad, cualquiera con dos dedos de frente alimenta primero a los de su prole y luego al resto. En la Naturaleza sucede exactamente lo mismo. Pero en España esto no es así. Las las instituciones están volcadas única y exclusivamente con los de fuera y de esto no se libra a veces ni si quiera la Cruz Roja. Que un puñado de patriotas de ideologías diversas, se hayan unido para dar de comer y ayudar a 300 familias españolas, no es ni puede ser jamás un delito. Esto es a lo que se dedican los chavales del Hogar Social de Madrid. Ni hornean gente, ni hacen jabón humano, ni van pegando a los transeúntes, ni son “nazis”. Son patriotas con sensibilidad social. Son solidarios españoles. Son esa revolución social y española que el sistema liberal y democrático, con sus repugnantes medios de comunicación y su policía, ya no podrán parar.
Anuncios

2 pensamientos en “¡¡¡Nazis!!!

  1. !!Cuanta luz en tu exposición!!, lo difícil es encontrar a alguien que vaya contra la corriente fácil y se exprese así en una sociedad “adormecida” cuya única prioridad es el hedonismo y el culto a lo propio, es más, no satisfecho el ego, se complementa con la hendofobia, y a base de aborrrcer lo propio y de repetir mentiras, conseguir convertirlas en verdades absolutas para triunfo de mentes instaladas en lo fácil. Vivimos en lo que un ilustre Madrileño denomino como “la hora de los enanos”.

Los comentarios están cerrados.