Hola. Me llamo Occidente (IV).

occidente6

Occidente, ese lugar del mundo donde la gente se ha vuelto extremadamente sensible a sus mascotas, mientras asesina sin parpadear a sus propios hijos en el vientre de sus madres. Occidente, ese lugar que apesta a enfermedad mental y donde cualquier estupidez contra natura es santificada como algo bueno y necesario. Primero fue el aborto. Luego llamar matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo. Ahora llevar a los colegios eso de que la identidad sexual de cada individuo no existe porque es una “construcción social”. Y si hace falta desmentir incluso a las evidencias de la Biología, se hace. Tras ello llegará la Eutanasia, la zoofilia, la pedofilia y probablemente hasta el canibalismo. Todo lo que sea necesario para destruir lo que una vez fue una civilización cristiana.

¿Como juzgará Dios a Occidente?. ¿Como nos juzgará a nosotros si no hacemos nada?.

Reivindicar Castilla.

castilla10No me identifico con los límites geográficos del ponente. Básicamente porque no los plantea. No sé realmente cual es su concepto geográfico de Castilla o si es de esos que piensa que La Patagonia o las Islas Filipinas son también Castilla. Creo que la conferencia es demasiado científica y no entra en lo que más interesa a la gente, que es saber lo que es Castilla y cual ha sido su desarrollo. Tampoco entra en profundidad sobre una cuestión esencial, que es el proceso autonómico castellano. Que a mí me parece clave para que la gente entienda de verdad el crimen que se ha cometido contra Castilla y su pueblo. Esto como crítica constructiva.

Ahora bien, que alguien en el “área” plantee una conferencia sobre la reivindicación de Castilla, me parece genial. Una vez más esto solo se ha dado en el espectro ideológico Nacional Revolucionario. Las demás corrientes siguen de espaldas al asunto y se limitan a la defensa de una idea de España básicamente liberal y jacobina. Olvidando ese viejo concepto de la España grande y tradicional, que no era otro que el de Las Españas. Concepto que algunos seguimos poniendo como modelo para conseguir una verdadera armonización y vertebración de España.

Por tanto bravo por el CELE, por el MSR y por Eduardo Núñez. A ver cuando el resto de “fuerzas nacionales” se animan a algo parecido. Porque como dice el ponente, el problema frente a la Globalización es la identidad. Y no se puede hablar de identidad española, negando u obviando precisamente a una de las identidades más importantes del conjunto total de las que la forman. Esto es, negando la identidad castellana.

Perdón.

falange

 

Perdónanos por habernos quedado anclados tanto tiempo en uniformes y símbolos, que quizá no merecemos llevar, habiendo olvidando nuestra misión.

Perdónanos por haber dado la espalda a España, a sus trabajadores y a los más humildes de nuestro país, justamente cuando más nos necesitaban.

Perdónanos por habernos quedado en la vela ante tu foto y en la nostalgia ante tu nombre.

Perdónanos por haber olvidado que el azul no era el color de un disfraz, sino el del hábito de monjes, poetas y soldados.

Perdónanos por nuestras rencillas estúpidas. Por haber sembrado tanto odio unos contra otros y entre camaradas, a sabiendas de que eso nos hacía débiles ante el adversario.

Perdónanos por haber entregado las calles de España al enemigo.

Perdónanos por tanto ritual y tan poco trabajo. Por tanto egoísmo y tanta vanidad.

Perdónanos por habernos quedado en la poesía y haber olvidado la acción.

Perdónanos por reclamar tu nombre a gritos en las calles, mientras le negábamos el saludo a tanto camarada honrado de otra casa falangista.

Perdónanos por sabernos tus discursos de memoria, siendo incapaces de entender su espíritu y aplicarlo.

Perdónanos por tanta prepotencia y tanta falta de humildad.

Perdónanos por no haber sabido estar a tu altura.

Perdónanos por estos ochenta años. No de tu ausencia… sino de la nuestra.

Pero vamos a seguir caminando. Sin nostalgias, con la mirada siempre arriba, el Sol en nuestra cara y tu Revolución guiando nuestros corazones.

JOSÉ ANTONIO PRIMO DE RIVERA

¡¡¡PRESENTE!!!

jose-antonio-primo-de-rivera

Y dale con Franco…

franco_francisco_2
Me jode mucho el antifranquismo posfranquista. Y más cuando quien alardea de él se dice falangista. ¿Porqué?. Bueno, han pasado ya 41 años de la muerte del General. 80 años del asesinato de José Antonio. 77 años del final de la Guerra Civil… No se, a mí es que ya el famoso Decreto de Unificación de 1.937 me da lo mismo. Solo sé que tenemos más de 5 millones y medio de parados. Que no tenemos soberanía. Que medio millón de jóvenes españoles, que deberían estar en su país trabajando y creando familias, se han tenido que ir fuera. Que las leyes que afectan al común, no se cumplen. Que estamos en un proceso de desintegración total del país, si Dios no lo remedia. Que aquí cualquier miembro de la casta, con coleta o sin ella, perpetra un delito y no pasa nada. Que a nuestros hijos les van a decir en los colegios, gracias al PP, que pueden ser niños o niñas al margen de lo que la Naturaleza les haya puesto entre las piernas y en su ADN. Que gracias a este régimen, más de un millón y medio de niños españoles han sido asesinados en el vientre de sus madres… En serio, ¿creéis que con este panorama me puede importar a mí mucho lo que Franco hizo o no a la Falange?. Máxime cuando ese régimen industrializó este país de arriba a abajo, construyó más de 3 millones de viviendas para obreros, las iglesias estaban llenas de jóvenes y los parques llenos de niños, dictaba el tipo de interés a los bancos y no al revés, no existía el despido libre, la gente se jubilaba en su trabajo de toda la vida y todo ello dando una riqueza a todo el país que lo catapultó a la novena potencia industrial del mundo. Leches, si lo más parecido al socialismo que ha tenido España, ha sido el régimen de Franco… Si hasta repartió más tierras a los campesinos que la II República. ¿Revolución pendiente?. Pues sí. Pero la que hay que hacer contra el régimen del 78. Que es el que está hundiendo a nuestra patria.
 
¿Franquista?. No. Simplemente me asomo a la ventana de mi casa y ya no reconozco a mi país. Y duele aún más cuando leo debates estériles entre personas de camisa azul y de cierta edad, que llevan mucho tiempo mirándose el ombligo y olvidando que la Falange se hizo para estar al servicio de España y no al contrario. Vayamos pues a ello y dejemos ya en paz a un general, que con sus aciertos y errores, hizo lo que pudo, sin tener cuentas en Suiza y sin dejar nunca de amar a España y a su pueblo.