NO A DENAES. NO AL PP.

españas3

Ante la expulsión de la Plaza de Colón de Madrid de varios camaradas por el servicio de seguridad de esta asociación vinculada al Partido Popular, por el al parecer “horrible” delito de haber exhibido banderas con la Cruz de San Andrés y Pendones de Castilla, considerados ilegales por esta chusma. Os pedimos a todos los patriotas que no acudáis jamás a ninguna de sus concentraciones. No somos liberales como ellos. No somos demócratas como ellos. No creemos que España nazca de su Constitución de 1978, sino de la Monarquía Visigótica y de la Unidad de 1492. Que se metan sus leyes y sus constituciones por donde les quepan. Nuestro sitio no está al lado de los que han corrompido a nuestra nación y la han puesto al borde de su disolución. Y tampoco a los que se dan el gusto de despreciar símbolos tan sagrados y españoles como son la Cruz de San Andrés y el Pendón de Castilla.

Si su “Expaña” tiene 40 años. Nuestra España tiene más de 1000.

¡ARRIBA CASTILLA, ARRIBA ESPAÑA!

Anuncios

La España Grande.

iberia_hispaniaUna de las asignaturas pendientes del mundo patriota sigue siendo el reconocimiento de la diversidad de España. No basta con decir que es diversa y recordar lo de la unidad de destino. Tiene que traducirse en hechos concretos. Algunos siguen empeñados en un patriotismo a la francesa y eso no es precisamente lo más español. La España que añoramos, la grande, la imperial, la católica, nacía en 1492 de la mano de los Reyes Católicos. Pero aquella España no era precisamente uniforme. Era una España con aduanas y fronteras entre reinos. Cada pueblo tenía sus leyes, usos y costumbres propios. En Cataluña se hablaba Catalán. En el Reino de León una variante del bable asturiano o Leonés. En Vascongadas se hablaba Vasco. Cada pueblo vivía libremente sus propias tradiciones, sin intentar imponer su cultura al vecino. Castilla era una de las grandes potencias europeas y en buena parte de sus villas sus habitantes se regían por sus propios fueros, llegando incluso a elegir a sus propios procuradores en Cortes por sufragio universal (mujeres incluidas). Y todos esos pueblos y reinos estaban ferreamente unidos entorno a dos pilares fundamentales. La defensa de la Fe Católica y la figura del Rey. Los liberales de 1812 acabaron con todo aquello, aprovechando el vacío de poder tras la invasión francesa de 1808. Sin legitimidad alguna, se auto proclamaron representantes del pueblo y elaboraron una Constitución que lo primero que hacía era precisamente liquidar los viejos reinos, fueros y señoríos, que eran la base auténtica de la Nación Española. Luego dividieron al país en provincias, al más puro estilo francés. La resistencia a ese liberalismo se plasmó en 3 Guerras Carlistas y finalmente el triunfo liberal. Tras lo cual, España perdió su Imperio, su Fe fue mermada y los sucesivos reyes cedieron el gobierno del país a logias masónicas de obediencia británica y francesa. Llegó la modernidad y la carestía a las clases populares.
 
¿Se trata de volver al pasado?. No. Se trata de superar el presente. Saber quienes somos y de donde venimos. No somos Francia, no somos Alemania, no somos Italia. España era una nación antes de que ese concepto se asociara al de Estado Moderno, fruto de la Revolución Francesa. Por tanto, no podemos ser una nación en los mismos parámetros que las naciones liberales. Entre otras cosas porque a España, más que a nadie, el Liberalismo le ha sentado como la Peste. En España Liberalismo y decadencia van íntimamente unidos.
 
Decía José Antonio que todo proceso de regeneración español debía tener un sentido católico. Es cierto. Pero también pasa por reconocer por parte de ese estado regenerado, todas aquellas unidades que forman el cuerpo de la Nación. Sus pueblos, sus antiguos reinos, sus culturas. En definitiva esa diversidad. Que todas las lenguas de España, empezando por la común que es la Castellana, sean reconocidas, cuidadas y estudiadas en todos los rincones del país. Que el Castellano esté protegido en aquellas zonas españolas con otras lenguas propias diferentes del Castellano. Y que esas lenguas propias también sean conocidas en los colegios e institutos de las zonas castellanoparlantes. Esa será la única manera en que todos los españoles seamos conscientes de nuestro verdadero patrimonio cultural y lingüístico.
 
Si somos una unidad en lo universal insisto, habrá que empezar por reconocer esas unidades, esas células con vida propia que en conjunto forman la Nación Española. Todo lo que suponga atentar contra ellas, significará en definitiva continuar la labor anti española y homogeneizadora de aquellos liberales afrancesados, de sus logias y de todas aquellas políticas nefastas que nos han conducido al putridero en el que nos encontramos a día de hoy. No olvidemos que sin el Liberalismo hoy no tendríamos separatistas pero tampoco separadores.
españas3

Feliz Navidad.

invadidos1

He estado buscando imágenes bonitas de la Virgen y el Niño para felicitaros. Pero después de un buen rato, he dado con ésta. Es una niña cristiana de Oriente Medio. Cristiana como todas esas niñas asesinadas, torturadas y violadas por el ISIS. O lo que es lo mismo, por los terroristas de Estados Unidos y Arabia Saudí. Esta niña para mí representa la inocencia y la sencillez. Pero también las ganas de vivir y perdurar frente a los que quieren atar este mundo a las tinieblas. Ella es el vivo ejemplo de una verdadera Iglesia, cuyos cimientos se fundamentan en una roca. Por eso nadie la derribará.

He visto mucha gente conmoverse por animales torturados. Por el supuesto calentamiento global. Por supuestos refugiados maquillados y fotografiados para impresionar desde los medios de comunicación. Por reivindicaciones sociales más o menos justas. Por derechos muchas veces sin obligaciones que los otorguen. Pero muy pocos por los cristianos de Oriente Medio. O por los yazidíes o por musulmanes también masacrados por el terrorismo norteamericano y saudí. Por supuesto tampoco alzar su voz por la persecución que los católicos empiezan a sufrir incluso en la propia Europa. Es más, aplaudir esa persecución se está convirtiendo en una moda en el Viejo Continente.

Dios no castiga. Dios no se aparta de los hombres. Son los hombres quienes le dan la espalda. Y vivir de espaldas a Dios, siempre trae nefastas consecuencias. Por contra, la Historia nos enseña que Dios ayuda en las victorias cuando la lucha es en su nombre o bajo sus estandartes. A mi mente viene el Emperador Constantino, Don Pelayo, Lepanto… O las hebillas de los soldados alemanes y su Dios con Nosotros. O los detentes de los carlistas. Hay miles de ejemplos.

Pero vuelvo a Oriente Medio. En la ciudad siria de Alepo se han levantado cruces, árboles de Navidad y Belenes por primera vez en 5 años. La Fe cristiana es ahora allí más fuerte que en Europa. Por eso prevalecen. Por eso ganan. Por eso allí seguirá habiendo cristianos cuando las catedrales europeas sean escombros. Creedme, las vamos a ver así no tardando mucho.

España está consagrada a María y al Sagrado Corazón de Jesús. Apelemos a ese Jesús y a su Madre para que nos ayuden a restaurar Castilla y España. Mantened vuestro cuerpo limpio, sano y en buena forma. Pero lo mismo debéis hacer con vuestra alma. Y nada mejor que estos días para ponernos a ello. Sed ejemplo para los demás. Y no tengáis miedo porque todos nacemos para morir un día. Pero la muerte no es el final. Jesús nos dijo que la Verdad nos haría libres. De modo que a luchar por la Verdad y por la Justicia. Que es la mejor manera de servir a Dios.

VIVA CASTILLA. ARRIBA ESPAÑA. VIVA CRISTO REY.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

La Hispanidad.

espanas

Como complemento al anterior vídeo, voy a publicar éste porque me parece un tema muy interesante y en cierto modo ambos enriquecen al mismo tema, que no es otro que armonizar y enriquecer el concepto de España. Que va más allá de lo que es la Península Ibérica en sí.

Espero que os resulte interesante.

Reivindicar Castilla.

castilla10No me identifico con los límites geográficos del ponente. Básicamente porque no los plantea. No sé realmente cual es su concepto geográfico de Castilla o si es de esos que piensa que La Patagonia o las Islas Filipinas son también Castilla. Creo que la conferencia es demasiado científica y no entra en lo que más interesa a la gente, que es saber lo que es Castilla y cual ha sido su desarrollo. Tampoco entra en profundidad sobre una cuestión esencial, que es el proceso autonómico castellano. Que a mí me parece clave para que la gente entienda de verdad el crimen que se ha cometido contra Castilla y su pueblo. Esto como crítica constructiva.

Ahora bien, que alguien en el “área” plantee una conferencia sobre la reivindicación de Castilla, me parece genial. Una vez más esto solo se ha dado en el espectro ideológico Nacional Revolucionario. Las demás corrientes siguen de espaldas al asunto y se limitan a la defensa de una idea de España básicamente liberal y jacobina. Olvidando ese viejo concepto de la España grande y tradicional, que no era otro que el de Las Españas. Concepto que algunos seguimos poniendo como modelo para conseguir una verdadera armonización y vertebración de España.

Por tanto bravo por el CELE, por el MSR y por Eduardo Núñez. A ver cuando el resto de “fuerzas nacionales” se animan a algo parecido. Porque como dice el ponente, el problema frente a la Globalización es la identidad. Y no se puede hablar de identidad española, negando u obviando precisamente a una de las identidades más importantes del conjunto total de las que la forman. Esto es, negando la identidad castellana.

La Unidad de Destino.

castilla_mapa

“España es una unidad de destino en lo universal”. No hay una frase mejor que defina el carácter histórico de nuestra patria. La usamos todos constantemente, pero pocas veces profundizamos en su significado. Nos viene a decir que España ha sido una unidad de reinos y señoríos distintos o diversos en mayor o menor medida. Así nació tras la Reconquista en 1492 y así se mantuvo hasta la nefasta llegada del liberalismo uniformador, entre 1812 y 1833.

isabel-michelle-jennerNo me cansaré de repetir que la recuperación de nuestra patria pasa también por la recuperación de las unidades históricas que la formaron. Y entre ellas está la más eminente de todas, que es Castilla. La tierra de tantos poetas y guerreros. La tierra de tantos campesinos libres. La tierra de tantos héroes. La tierra cuya lengua hablan hoy 600 millones de almas. La de Fernán González, la de Isabel la Católica o la de nuestro Cid, no merece el destino que ha recibido del régimen liberal de 1978. Castilla abandonada. Castilla troceada. Castilla muda y silenciosa. Castilla en escombros… Y no estamos hablando de un reino perdido hace 500 años. Hablamos de toda una región formada por Castilla La Vieja y la Nueva hace tan solo 40 años. Los separatistas la querían rota y presa y los separadores accedieron. Y ha sido la ausencia de Castilla todos estos años, lo que también ha propiciado el crecimiento del separatismo en la periferia española.

Resulta verdaderamente patético ver provincias castellanas convertidas en autonomías separadas como Cantabria (antigua provincia de Santander) o La Rioja (antigua Logroño). O ver a Madrid (motor económico de toda Castilla) viviendo de espaldas a sus hermanas castellanas. O regiones inventadas como Castilla La Mancha (cuando La Mancha siempre fue una comarca de Castilla. Ni inventado nombres se lucieron). Y no digamos de ese ente mixto llamado pomposamente Castilla y León, que en realidad es el viejo Reino Leonés, obligado a estar fusionado con los restos de una Castilla La Vieja que ya nadie quería en la Transición.

Sinceramente, lo que se ha hecho con Castilla no tiene parangón en toda Europa. Quizá Prusia en Alemania. Es curioso que las tierras más guerreras de Europa hayan sido las primeras en ser silenciadas.

Ante este estado de cosas, los partidos patriotas tienen también que hacer sus propuestas. Permitir que el mapa regional de España quede como está ahora, es una manera de traicionar a nuestra patria. Es un acto de injusticia brutal. No puede uno rasgarse las vestiduras porque España se rompe y permancer callado ante la ruptura de esas unidades que antes mencionaba y que formaban la España tradicional. Insisto una vez más, no se puede defender la totalidad negando la singularidad.

Castilla no pide un gobierno autónomo. Castilla no pide poltronas en parlamentos regionales, que solo sirven para dar de comer a los vividores de la política y sus partidos. Castilla no necesita ningún veneno separatista. Castilla solo pide reconocimiento.Castilla pide respeto a su cultura y su identidad. Castilla pide estar presente en España. Castilla pide justicia. Y negar esto a Castilla es simplemente negar el alma de nuestra patria española.

bandera-pendon-de-castilla-escritorio

Me gusta molestar.

lauburusMe gusta colgarme Lauburus al cuello y todos aquellos símbolos que me ligan a los antepasados remotos. Muchos piensan que soy vasco y cuando me preguntan, les cuento que no. Que es un símbolo muy ibérico, muy nuestro y que se encuentra por toda España en diferentes formas. Y que donde más se encuentra es en Asturias, Santander o Galicia. Y me gusta porque molesta. Muchos derechistas piensan que soy un abertzale y cuando les digo que una vez ese símbolo fue estandarte de los numantinos o de los antiguos guerreros castellanos que lo portaban en sus escudos, se callan. Pero les molesta y a mí me gusta molestar.

cruz_asturiasTambién me gusta colgarme la Cruz de Cristo. La que también portaban nuestros antepasados en Covadonga o nuestros queridos abuelos. Se que a muchos les molesta esta apología del Cristianismo. Pero de eso se trata. De que les moleste ver que aún hay personas en este país que se mueven por un código ético y moral. Que Dios está con nosotros. Que rezamos diariamente y que en definitiva estamos dispuestos a ser instrumentos de Dios. Y me gusta la Cruz sin nada. Porque me gusta expresar que Cristo ha resucitado y que ya no sigue muerto. Se que esto molesta y me gusta molestar.

visigodosMe gusta ponerme camisetas con águilas visigodas. Para recordar que su sangre fluye por mis venas. Que como castellano, soy heredero de aquella élite visigoda que dio forma a la primera Monarquía Hispánica destruida por los musulmanes en el 711 y luego base fundamental de la Reconquista de Las Españas durante toda la Edad Media. Don Pelayo, Fernán González, El Cid, los reyes castellanos, leoneses y navarros, descendían de los visigodos. A muchos esto les molesta y a mí me gusta molestar.

espanasMe gustan también las camisetas con símbolos de España. Sobre todo la Cruz de San Andrés. Porque fue la bandera del Imperio y la enseña de los defensores de la Tradición Española frente a la barbarie liberal. Además también me gusta llevar la bandera roja y gualda. Por esa bandera somos conocidos en el mundo entero y aunque en parte pueda simbolizar la España en decadencia, también es la enseña que los nuestros defendieron en Filipinas, en Cuba y en Puerto Rico. Y me gusta usarla cuando la Selección Española no está en una competición importante. Me gusta usarla sin excusa para poder hacerlo, como hace la mayoría. Se que esos colores molestan a muchos y a mí me gusta molestar.

casOtra enseña que me gusta exhibir es el viejo Pendón de Castilla. La bandera carmesí que ondeara victoriosa en las Navas de Tolosa. La enseña roja de Castilla, curtida en mil batallas victoriosas. No solamente me une a mis antepasados, sino que supone una reivindicación de primer orden. Dicen algunos que somos una unidad de destino en lo universal. Varios pueblos unidos en un quehacer común. Bien, pues uno de esos pueblos es el pueblo castellano. Hoy dividido, ocultado y proscrito en esta Ex-paña liberal, democrática, progre y corrupta. Se que muchos odian y les molesta Castilla y todo lo castellano. Y a mí me gusta molestar.

Yo soy así. Me gusta defender mi Historia, mi Cultura y mi identidad. Me gusta defender y recordar el legado de mis antepasados. Me gusta seguir defendiendo su fe y el estandarte de Cristo en España. Sin el cual España no podría entenderse y se que esto molesta y me gusta molestar. No tengo remedio. Me gusta molestar a los liberales, a los demócratas, a los progres, a los tibios, a los cobardes, a los enfermos de endofobia, a los abortistas, a los degenerados, a las hembristas y al lobbie gay. Que le voy a hacer. Soy Español, soy castellano, soy católico, soy blanco y Europeo. Se que muchos me odian por ello y precisamente por eso me gusta y me gustará siempre molestarles a todo ellos.

españas3