Problemas de la identidad española.

estandarte_espana

Éste es un tema sobre el que llevo incidiendo bastantes años. Es más, no es por ponerme flores, pero fui el primero en el ámbito patriota en sacarlo. Llevo tiempo escuchando conferencias de gente muy relevante, que tocan siempre el tema de la crisis de la identidad española. Gente muy cultivada como Fernándo Paz, José Javier Esparza y otros. El caso es que nunca se llega al origen de esa crisis.

Yo no me considero digno de dar lecciones a nadie de Historia o de Cultura. Pero observo la Historia de España resumida en su escudo nacional básico. Veo el cuartel del Reino de Castilla, el Reino de León, La Corona de Aragón,  el Reino de Navarra y el Reino de Granada. Eso es el origen de España tras la Reconquista. Sobre esa Reconquista culminada en 1492 se basa o debería basarse la existencia de ese edificio precioso que es España. Esos son sus cimientos.

Es verdad que dicha Reconquista es comenzada en Asturias, continuada después por la Monarquía Astur-Leonesa, de la cual surgirá una prolongación oriental importante que será el Condado de Castilla. Y más tarde ese condado se emancipará de León para constituirse en Reino. Ese Reino llegará a ser la punta de la lanza de la Reconquista y más tarde el inicio del Imperio Español.

Hay un punto de inflexión importante en nuestra Historia, que son las llamadas Cortes de Cádiz. De ahí saldrá el concepto “moderno” de Nación Española. Realmente fue un golpe de estado liberal contra una Monarquía en crisis, agravada por la invasión francesa. Un golpe muy importante, porque acabó imponiéndose al Antiguo Régimen, a la Monarquía Hispánica surgida en 1492. Y fundando una nueva nación sobre otra existente. Aquellos liberales con su Constitución, liquidaron la España antigua, la España tradicional. La de reinos, fueros y señoríos. E impusieron el modelo francés en una España que ya era diversa históricamente. Y sembraron la Hidra que terminaría liquidando la España católica. Algo muy importante porque en la España antigua, aquellos reinos estaban unidos básicamente por la Fe. De todo aquello salió un mapa provincial en 1833, que dividía las tierras de España alegremente en provincias y regiones, como la vecina Francia. Regiones que pretendían retratar las identidades de la España antigua, pero que en realidad rompieron comarcas y reinos enteros. La primera dividida de todas aquellas indentidades fue Castilla. A partir de entonces, Castilla La Vieja y Castilla La Nueva. El antiguo Reino Castellano, puntal de la Reconquista, espada de España y motor del Imperio, no solamente quedaba agotado en lo económico. Quedaba identitariamente dividido.

Dicho esto, yo observo la España de hoy, que es una pobre caricatura de lo que fue antaño. Y veo que a pesar del rodillo liberal de 1812, muchas identidades permanecen y otras han surgido con fuerza con el devenir del tiempo. Veo que un asturiano se sabe y se siente asturiano y español. Veo a un andaluz que se sabe y se siente andaluz y español. Y así sucesivamente. Y miro a Castilla o lo intento. Porque su cuartel sigue en el escudo de España. Pero Castilla no está. Es más, no está ni aquella Castilla La Vieja ni la Castilla La Nueva inventada por los liberales. No hay “dos Castillas”. Hay al menos cinco a primera vista. Madrid por un lado. La Rioja (provincia de Logroño) por otro. Cantabria (Santander) por su lado. Y por último una Castilla La Mancha (renombrada así Castilla La Nueva tras expulsar ilegalmente a la Provincia de Madrid). Y a una cosa extraña llamada Castilla y León. Que no es otra cosa que la Región Leonesa obligada a fusionarse en 1983 con las provincias que nadie quería de Castilla La Vieja. Dos regiones diferentes, en mayor o menor medida, obligadas a ser una sola autonomía. Para que nos entendamos. Es como si a Cataluña se la hubiese obligado a ser una sola autonomía junto con Aragón. Hoy los castellanos ya no se reconocen como tales. Y esto es un problema muy grave de identidad.

Y llegados aquí, me pregunto que es la identidad española sino la suma de todas ellas. Porque vuelvo a repetir, España es o era una nación de pueblos diversos unidos por la Fe y en menor medida por el Rey. Hoy no tenemos Fe. Del Rey mejor ni hablo… Pero es que nos falta un trozo de esa identidad española. Nos falta Castilla. España está hoy desarmada y coja. El pueblo de campesinos guerreros que era Castilla ya no está. La espada de España no está. El pueblo que levantó el Imperio no está. El Reino del Cid y de Isabel I ha sido destruido, dividido y silenciado. Hoy los madrileños no saben que son castellanos. Ni los riojanos, ni los “cántabros”. Pero es que tampoco lo recuerdan los de Castilla La Mancha, ni los “castellano-leoneses” (¿se puede ser dos pueblos a la vez?). Y algunos piensan que esto es lo “normal”. Que la Historia avanza. Que las identidades cambian… Pero luego se lamentan ante la posibilidad de la ruptura de España. Yo también. Pero no se me olvidan otras rupturas hechas ex profeso para destruir España. Porque mirad, hay que ser bastante ingenuo para afirmar que lo de Castilla ha ocurrido accidentalmente. O esa otra idiotez, que afirma que Castilla se hizo España. ¿Como va a convertirse Castilla en Galicia, Andalucía o Vasconia a la vez?. ¿No decíamos que España era una suma de identidades?. ¿Nos preocupa la ruptura de España y nos da igual la de Castilla?.

Estas son cosas sobre las que deben meditar muchos patriotas. Porque Castilla ha sido la Prusia de España. Y hoy Prusia no existe en Alemania para que esta nación no levante cabeza. Eso es lo que también está sucediendo en nuestra patria. Nos escandalizamos de la manipulación del separatismo catalán en la Enseñanza y pasamos por alto que los niños de la Comunidad de Madrid  o de Cantabria son educados en la ignorancia de que son castellanos.

No. El problema de la identidad española no viene de ahora. Viene de mucho más atrás. Comenzó con la derrota de Villalar de 1521. Se agravó en 1812 y 1833. Y el Régimen del 78 y su Estado Autonómico, terminaron de liquidar los restos de un reino histórico. Que merece ser defendido y recuperado por el bien de Castilla y por el bien de toda España. Y cuyos castillos en piedra nos siguen recordando que Castilla fue y será siempre la España Rebelde y Guerrera.

Que Dios ayude a Castilla para que ésta pueda levantarse de nuevo por España.

bandera-pendon-de-castilla-escritorio

Anuncios

Castilla.

isabel9

Castilla fue un reino independiente. Tuvo reyes propios. Leyes y fueros propios. Incluso su propio ejército. Pero Castilla no supo encerrarse en sí misma. Lo mismo que otros reinos peninsulares, buscó la misma meta. Recuperar el trono perdido de Don Rodrigo. Recuperar España para todos. Y lo hizo junto a leoneses, aragoneses, navarros y portugueses. Realmente fue la vanguardia de la Reconquista. Dio al resto de pueblos españoles un Imperio, del cual comieron todos. Su recompensa fue su saqueo financiero y humano. Más tarde su troceamiento y su desaparición de los mapas de España. Primero fueron los Austrias. Luego los Borbones. Luego los liberales. Y por último el olvido por parte de aquellos que prometieron en 1936 luchar por una España grande y libre a lomos del caballo de El Cid, y luego se olvidaron de la tierra de El Cid, de su caballo y de Castilla. Y en esas seguimos. Luego nos sorprendemos cuando un tío con coleta viene a decirnos que solo hay 3 naciones en España o que Aragón, por ejemplo, no es una nacionalidad histórica y “Euskadi” sí lo es.

La desaparición de Castilla inició el barrido de otras identidades en España. Por ejemplo la de nuestros hermanos de León y como vemos la de nuestros hermanos aragoneses al parecer. Podemos, el PSOE, IU o el PP son hijos de aquellos liberales que en 1812 dieron un golpe de estado en Cádiz contra la España del Antiguo Régimen, aprovechando el vacío de poder tras la invasión francesa. Inocularon un virus de homogeneización en todo el país para hacer de la España diversa y ancestral una España a la francesa. Una España atea y afrancesada. Y en eso siguen.

Yo no abogo por recuperar las Cortes de Castilla o por restituir en sus funciones al Consejo de Castilla. Sería absurdo. Tampoco quiero un parlamento autónomo castellano ni 17 taifas en España. Hablo simple y llanamente por recuperar las identidades históricas de Las Españas y expulsar como ya intentaran los carlistas 4 veces, a los liberales de este país. Porque ellos son nuestro verdadero cáncer. Son ellos los que nos han llevado a 4 guerras civiles, a la pérdida del Imperio y a la disgregación separatista. Recordad a aquellos viejos carlistas que en el pasado nos advirtieron que el Liberalismo conduciría a la misma destrucción de la Patria. En eso estaban cuando el General Riego se negó al envío de 11.000 soldados a América para sofocar las rebeliones de masones como San Martín o Bolívar, y en eso han estado siempre. Esa ha sido siempre su meta. Hundir a España.

Recuperemos la identidad y el espíritu de Castilla para recuperar la verdadera España. Las Españas.

castilla11

Feliz y Próspero Año 2018.

falange_castilla

Los compromisos familiares me impiden acudir a vosotros a través de este blog más veces de las que quisiera. Pero hoy que tengo unos breves minutos, no quiero dejar de felicitaros y agradeceros vuestra fidelidad. Creo que no hace falta que os diga como está nuestra patria castellana y española. También sobra describir en lo que han convertido a nuestra amada Europa. Pero no os preocupéis. La noche es más oscura justo antes del amanecer. Que no decaiga vuestro ánimo y os voy a dar dos razones poderosas para ello. Dios está con nosotros, por tanto la victoria es segura. Y en consecuencia, el futuro nos pertenece.

Que este 2018 que llega suponga un año menos para esa victoria que todos anhelamos. Que Dios os bendiga a todos y a vuestras familias. Por el pan y la tierra. Por la Justicia y el amor.

¡Patria o Muerte! ¡Arriba España! y ¡Viva siempre Cristo Rey!

españas3

NO A DENAES. NO AL PP.

españas3

Ante la expulsión de la Plaza de Colón de Madrid de varios camaradas por el servicio de seguridad de esta asociación vinculada al Partido Popular, por el al parecer “horrible” delito de haber exhibido banderas con la Cruz de San Andrés y Pendones de Castilla, considerados ilegales por esta chusma. Os pedimos a todos los patriotas que no acudáis jamás a ninguna de sus concentraciones. No somos liberales como ellos. No somos demócratas como ellos. No creemos que España nazca de su Constitución de 1978, sino de la Monarquía Visigótica y de la Unidad de 1492. Que se metan sus leyes y sus constituciones por donde les quepan. Nuestro sitio no está al lado de los que han corrompido a nuestra nación y la han puesto al borde de su disolución. Y tampoco a los que se dan el gusto de despreciar símbolos tan sagrados y españoles como son la Cruz de San Andrés y el Pendón de Castilla.

Si su “Expaña” tiene 40 años. Nuestra España tiene más de 1000.

¡ARRIBA CASTILLA, ARRIBA ESPAÑA!

La España Grande.

iberia_hispaniaUna de las asignaturas pendientes del mundo patriota sigue siendo el reconocimiento de la diversidad de España. No basta con decir que es diversa y recordar lo de la unidad de destino. Tiene que traducirse en hechos concretos. Algunos siguen empeñados en un patriotismo a la francesa y eso no es precisamente lo más español. La España que añoramos, la grande, la imperial, la católica, nacía en 1492 de la mano de los Reyes Católicos. Pero aquella España no era precisamente uniforme. Era una España con aduanas y fronteras entre reinos. Cada pueblo tenía sus leyes, usos y costumbres propios. En Cataluña se hablaba Catalán. En el Reino de León una variante del bable asturiano o Leonés. En Vascongadas se hablaba Vasco. Cada pueblo vivía libremente sus propias tradiciones, sin intentar imponer su cultura al vecino. Castilla era una de las grandes potencias europeas y en buena parte de sus villas sus habitantes se regían por sus propios fueros, llegando incluso a elegir a sus propios procuradores en Cortes por sufragio universal (mujeres incluidas). Y todos esos pueblos y reinos estaban ferreamente unidos entorno a dos pilares fundamentales. La defensa de la Fe Católica y la figura del Rey. Los liberales de 1812 acabaron con todo aquello, aprovechando el vacío de poder tras la invasión francesa de 1808. Sin legitimidad alguna, se auto proclamaron representantes del pueblo y elaboraron una Constitución que lo primero que hacía era precisamente liquidar los viejos reinos, fueros y señoríos, que eran la base auténtica de la Nación Española. Luego dividieron al país en provincias, al más puro estilo francés. La resistencia a ese liberalismo se plasmó en 3 Guerras Carlistas y finalmente el triunfo liberal. Tras lo cual, España perdió su Imperio, su Fe fue mermada y los sucesivos reyes cedieron el gobierno del país a logias masónicas de obediencia británica y francesa. Llegó la modernidad y la carestía a las clases populares.
 
¿Se trata de volver al pasado?. No. Se trata de superar el presente. Saber quienes somos y de donde venimos. No somos Francia, no somos Alemania, no somos Italia. España era una nación antes de que ese concepto se asociara al de Estado Moderno, fruto de la Revolución Francesa. Por tanto, no podemos ser una nación en los mismos parámetros que las naciones liberales. Entre otras cosas porque a España, más que a nadie, el Liberalismo le ha sentado como la Peste. En España Liberalismo y decadencia van íntimamente unidos.
 
Decía José Antonio que todo proceso de regeneración español debía tener un sentido católico. Es cierto. Pero también pasa por reconocer por parte de ese estado regenerado, todas aquellas unidades que forman el cuerpo de la Nación. Sus pueblos, sus antiguos reinos, sus culturas. En definitiva esa diversidad. Que todas las lenguas de España, empezando por la común que es la Castellana, sean reconocidas, cuidadas y estudiadas en todos los rincones del país. Que el Castellano esté protegido en aquellas zonas españolas con otras lenguas propias diferentes del Castellano. Y que esas lenguas propias también sean conocidas en los colegios e institutos de las zonas castellanoparlantes. Esa será la única manera en que todos los españoles seamos conscientes de nuestro verdadero patrimonio cultural y lingüístico.
 
Si somos una unidad en lo universal insisto, habrá que empezar por reconocer esas unidades, esas células con vida propia que en conjunto forman la Nación Española. Todo lo que suponga atentar contra ellas, significará en definitiva continuar la labor anti española y homogeneizadora de aquellos liberales afrancesados, de sus logias y de todas aquellas políticas nefastas que nos han conducido al putridero en el que nos encontramos a día de hoy. No olvidemos que sin el Liberalismo hoy no tendríamos separatistas pero tampoco separadores.
españas3

Feliz Navidad.

invadidos1

He estado buscando imágenes bonitas de la Virgen y el Niño para felicitaros. Pero después de un buen rato, he dado con ésta. Es una niña cristiana de Oriente Medio. Cristiana como todas esas niñas asesinadas, torturadas y violadas por el ISIS. O lo que es lo mismo, por los terroristas de Estados Unidos y Arabia Saudí. Esta niña para mí representa la inocencia y la sencillez. Pero también las ganas de vivir y perdurar frente a los que quieren atar este mundo a las tinieblas. Ella es el vivo ejemplo de una verdadera Iglesia, cuyos cimientos se fundamentan en una roca. Por eso nadie la derribará.

He visto mucha gente conmoverse por animales torturados. Por el supuesto calentamiento global. Por supuestos refugiados maquillados y fotografiados para impresionar desde los medios de comunicación. Por reivindicaciones sociales más o menos justas. Por derechos muchas veces sin obligaciones que los otorguen. Pero muy pocos por los cristianos de Oriente Medio. O por los yazidíes o por musulmanes también masacrados por el terrorismo norteamericano y saudí. Por supuesto tampoco alzar su voz por la persecución que los católicos empiezan a sufrir incluso en la propia Europa. Es más, aplaudir esa persecución se está convirtiendo en una moda en el Viejo Continente.

Dios no castiga. Dios no se aparta de los hombres. Son los hombres quienes le dan la espalda. Y vivir de espaldas a Dios, siempre trae nefastas consecuencias. Por contra, la Historia nos enseña que Dios ayuda en las victorias cuando la lucha es en su nombre o bajo sus estandartes. A mi mente viene el Emperador Constantino, Don Pelayo, Lepanto… O las hebillas de los soldados alemanes y su Dios con Nosotros. O los detentes de los carlistas. Hay miles de ejemplos.

Pero vuelvo a Oriente Medio. En la ciudad siria de Alepo se han levantado cruces, árboles de Navidad y Belenes por primera vez en 5 años. La Fe cristiana es ahora allí más fuerte que en Europa. Por eso prevalecen. Por eso ganan. Por eso allí seguirá habiendo cristianos cuando las catedrales europeas sean escombros. Creedme, las vamos a ver así no tardando mucho.

España está consagrada a María y al Sagrado Corazón de Jesús. Apelemos a ese Jesús y a su Madre para que nos ayuden a restaurar Castilla y España. Mantened vuestro cuerpo limpio, sano y en buena forma. Pero lo mismo debéis hacer con vuestra alma. Y nada mejor que estos días para ponernos a ello. Sed ejemplo para los demás. Y no tengáis miedo porque todos nacemos para morir un día. Pero la muerte no es el final. Jesús nos dijo que la Verdad nos haría libres. De modo que a luchar por la Verdad y por la Justicia. Que es la mejor manera de servir a Dios.

VIVA CASTILLA. ARRIBA ESPAÑA. VIVA CRISTO REY.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

La Hispanidad.

espanas

Como complemento al anterior vídeo, voy a publicar éste porque me parece un tema muy interesante y en cierto modo ambos enriquecen al mismo tema, que no es otro que armonizar y enriquecer el concepto de España. Que va más allá de lo que es la Península Ibérica en sí.

Espero que os resulte interesante.