¡HIPÓCRITAS! – Blas Piñar.

“HIPÓCRITAS” (1962), EL HISTÓRICO ALEGATO DE BLAS PIÑAR CONTRA ESTADOS UNIDOS QUE CONVULSIONÓ AL SECTOR PANFILISTA DEL FRANQUISMO:

pinar-12

“– Los que se amedrentan y atemorizan ante las explosiones termonucleares por vía de ensayo, y no tuvieron escrúpulos para lanzar la primera bomba atómica sobre los seres indefensos de Hirosima.

– Los que condenaron al fuego hombres y ciudades, y en Nüremberg se erigieron en jueces de los criminales de guerra;

– Los que hoy, pusilánimes y temblorosos, llaman la atención sobre el peligro comunista, y se aliaron con el comunismo entregándoles como botín patrias y culturas;

– LOS QUE ALARDEAN, VOCINGLEROS, DE ANTICOMUNSTAS, Y, EN EL FONDO, BUSCAN ANHELANTES UNA FORMA DE COEXISTENCIA QUE LES PERMITA VIVIR TRANQUILOS, AUNQUE MILLONES DE HOMBRES CONTINÚEN GIMIENDO COMO ESCLAVOS.

– Los que firman alianzas y establecen bases estratégicas de carácter militar en países a los que llaman amigos, y luego los abandonan indiferentes y mudos cuando estos países se encuentran en el momento difícil;

– Los que incitan a la lucha por la libertad movilizando voluntades con espíritu de sacrificio, y después, iniciada la lucha, permanecen impasibles ante la represión brutal del enemigo;

– Los que hicieron su historia y su grandeza volando buques y atribuyendo culpas para justificar la intervención armada en beneficio propio, y ahora se escandalizan de sus mejores discípulos;

– Los que hablan de libertad de pensamiento y de libertad de Prensa, y de modo sistemático, y con arreglo a prejuicios irreformables, ahogan ciertas noticias, las desfiguran o las inventan, y en vez de una censura inspirada, aunque cometa errores, en el bien común, crean tantas censuras solapadas y clandestinas como intereses sectarios o grupos de presión económica y política;

– Los que presumen de anticolonialistas, y al exigir la independencia y la autodeterminación de los pueblos subdesarrollados, pretenden uncirlos al yugo de una total dependencia económica;

– Los que quisieron o toleraron la división de Berlín, de Alemania, de Corea y del Viet-Nam, y se rasgan las vestiduras y atropellan el derecho por la división del Congo;

– Los que facilitaron armas, brindaron aliento y proporcionaron la mayor propaganda gratuita a Fidel Castro, y se estremecen ante los horrores del sistema y, lo que es más grave, ante su enorme fuerza de contagio;

– Los que mantienen relaciones diplomáticas con las naciones ocultas tras el telón de acero o el telón de bambú, y patalean si otros Gobiernos de la órbita occidental aspiran a seguir su ejemplo;

– Los que juegan a mantener gobiernos liberales sin apoyo popular auténtico y sin obra social entre las manos a sabiendas de su enorme debilidad para oponerse al marxismo;

– Los que ofrecen millones en concepto de ayuda generosa, y abonan precios de hambre por la riqueza obtenida en los países a los cuales la ayuda se ofrece;

– Los que predican los derechos del hombre, y, sin embargo, le arrancan el derecho a la vida al impedir los movimientos migratorios, condenan al hambre a millones de ciudadanos y estimulan, sin preocupaciones morales, el control de los nacimientos y el aborto;

– Los que hablan de democracia, de sufragio universal y de un hombre un voto, y después condicionan el voto al pago de un impuesto, para evitar el voto de los negros pobres, o al conocimiento del inglés, para evitar el voto de los ciudadanos de raíz cultural distinta;

– Los que exigen el respeto a las minorías, y ahogan con hábil y paciente terquedad a las que existen dentro de las propias fronteras;

– Los que mientras favorecen las llamadas reivindicaciones territoriales de otras naciones mantienen con orgullo colonias inútiles en países soberanos;

– Los que hacen del pacifismo y de la no violencia adagio y norma de conducta, y usan la fuerza cuando así lo consideran oportuno;

– Los que a un tiempo atropellan al débil y observan una actitud de cobarde respeto frente al vecino poderosos que los ofende;

– Los que se dicen defensores ardientes del mundo occidental, y abren, negociando y a espaldas de Occidente, un portillo por el cual un río de divisas occidentales contribuye a aumentar la fuerza del comunismo;

– Los que nos ofrecen su amistad y, a esas alturas y refiriéndose al descubrimiento de América, se atreven a escribir con carácter oficial:” It was no accident that the voyages which led to the discovery of America were led by an Italian . Italian seamanship was supreme. The exploration of the Western Hemisphere was a direct result of the inquiring mind of 15th century Italy”, desconociendo y despreciando así la obra de España;

– Los que eluden el vocablo Hispanoamérica y no estarían dispuestos a conseguir consentir que se hablase de África latina;

– Los que lisonjean al llamado catolicismo liberal y progresista, y buscando su colaboración y ayuda bajo el lema de comprensión, diálogo y caridad, acaban, cuando triunfan, persiguiendo y aniquilado a la Iglesia de Cristo. Pero nada es tan oculto que no se haya de manifestar, ni tan secreto que al fin no se sepa. (San Lucas, XII,2).

En estos años hemos aprendido muchas cosas, tantas y tan graves, que a nuestros hermanos podemos repetir aquello de Cristo: ‘Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía’.”

Blas Piñar López, “Hipócritas”, (ABC, 19/01/1962)

El problema es la Globalización.

Angel

Como nos gusta teorizar y usar etiquetas. En medio del Tsunami que se nos viene encima, seguimos a lo nuestro. A ser exquisitos en todas nuestras opiniones. “Yo es que soy esto, yo opino lo otro, contigo no porque eres no se que…”

Señores, si un marciano viera nuestro mundo desde el espacio, se daría cuenta de que solo hay ahora mismo a nivel mundial dos grandes movimientos geopolíticos. Los que están en favor de una Globalización que de lugar a una dictadura mundial, donde gobierne una pequeña élite sobre una masa de esclavos sin identidad. Y los que están en contra. No hay nada más. Luego uno puede elegir que movimiento político apoya para luchar o no contra esto. El Capitalismo de Marx ya no existe. La proletarización de las masas pasó hace tiempo. Y desde luego no se puede juzgar el presente con la retina anclada en movimientos políticos de hace 80 años. Aunque nos podamos quedar con lo válido de ellos y usarlo como base..

En vez de marcar el paso a los demás, nos valdría más prepararnos cada uno de nosotros para darlo todo cuando llegue el momento. Igual que hacemos ejercicio físico para mantenernos en forma, también deberíamos hacer otros ejercicios espirituales para fortalecer nuestra alma. Falta nos va a hacer.

Y es verdad que tenemos cientos de problemas. Pero si los analizamos correctamente, en verdad solo tenemos uno. La Globalización y quienes la impulsan. Los sionistas. Los fieles servidores del Demonio. Por eso precisamente sabemos que no van a ganar y por eso ellos pisan el acelerador. Saben que su tiempo termina.

Contra la persecución.

democracia7

El pasado miércoles comenzó el periodo anual más importante para la Fe Católica. La Cuaresma. El más importante porque celebramos la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. El Dios hecho hombre. Nadie ha podido ver alguna noticia al respecto en los medios de comunicación españoles. Ni tan si quiera en la televisión pública estatal. Pocos se habrán dado cuenta del detalle, pero no sucede lo mismo con otras confesiones. El Ramadán o la Fiesta del Cordero de los musulmanes, son recordadas siempre en esos mismos medios. Como hacen también con la Januká hebrea. Y esto resulta muy llamativo en un país como España, que a pesar de 40 años de sufrir políticas anti católicas para extirpar su verdadera Fe, que es su base fundacional como nación, todavía más del 70% de los españoles se confiesa católico. ¿Por qué sucede esto?. Bueno, las explicaciones son varias. Primero porque hay una campaña a nivel Europeo para islamizar todo el Continente. Pretenden usar al Islam para que la Europa cristiana quede absolutamente destruida. Y esto es así porque la Iglesia Católica es la única que se asienta sobre la tumba de San Pedro, primer Papa cristiano. Y es la única que se opone por principio a la Globalización y al Nuevo Orden Mundial. Y todo ello a pesar de haber sufrido un grave proceso de infiltración masónica desde el Concilio Vaticano II. Ese concilio que abrió las puertas a todo, incluso al humo de Satanás, como bien reconoció el Pontífice Pablo VI. En España aquello se tradujo en la aparición de obispos como Tarancón. Que entre otras cosas se dedicaron a apuñalar por la espalda al régimen que les había salvado la vida en 1936. Aquellos años en que los curas y monjas eran asesinados a sangre fría y donde la Misa quedó reducida a celebraciones clandestinas en domicilios privados. Por eso aquella guerra civil fue santificada por Pío XII como Cruzada.

Aquella traición y el acomodarse a los nuevos aires liberales, trajo como consecuencia el vaciado sistemático de las iglesias y la pérdida de respeto institucional hacia el Catolicismo y hacia los católicos. Lo vemos estos días, cuando en la celebración del Carnaval de Gran Canaria, se ultraja a la Fe Católica y al individuo que lo hace se le concede el primer premio. Todo ello con la felicitación expresa en Twitter del Partido Popular de esa isla. El mismo Partido Popular que ha introducido la ideología de género en los colegios religiosos y no religiosos, de varias autonomías en las que gobierna. El mismo Partido Popular que ha desatado una persecución judicial contra la ONG Hazteoír, por oponerse públicamente a esa ideología de género. Y respecto a este tema, llama la atención que todos los medios del régimen hayan usado la misma etiqueta para difamar a Hazteoír. Los ha denominado “ultracatólicos”. Todo ello a pesar de que esta organización se limita a luchar por los mismos derechos humanos que recoge la propia ONU. Cualquiera que entre en su página, no encontrará apenas ninguna referencia religiosa, más allá del respeto que piden precisamente para el ejercicio de esa libertad.

Pero al margen de esto, ¿que es eso de ser ultracatólico?. ¿Significa no tolerar la persecución institucional al Catolicismo?. ¿Significa no tolerar que nos cierren la boca ante esos lobbys de presión subvencionados, que solo representan a minorías y que pretenden que el resto adoptemos por imposición su cosmovisión de la vida?. ¿Significa mantenernos firmes e impermeables a la degeneración política y moral que está destruyendo España y el resto de Europa?. Pues entonces sí. Pero no somos ultracatólicos. Somos simplemente católicos. Católicos integrales si quieren. Católicos que intentamos imitar, en la medida de lo posible, al mismo Jesús o a seguidores de su Fe como San Pedro, San Pablo, San Francisco de Asís, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús o Santa Teresa de Calcuta. A ellos también les llamarían hoy ultracatólicos. ¿Quienes quedan fuera de esta denominación?. Los que guardan silencio. Los católicos cobardes y acomplejados. Los que miran hacia otro lado. Los tibios. Los sepulcros blanqueados vestidos de curas, monjas y obispos, que se venden al Mundo y a sus medios de comunicación. Los que prefieren preocuparse del cambio climático y no del alma de sus feligreses. Los creen que toda liturgia religiosa es simbólica. Los que no creen en la Transubstanciación del pan y el vino en el cuerpo de Cristo. Los que pretenden convertir a la Asamblea de Cristo en una mera ONG más. Los que usando hábito, se abrazan a miembros de otras religiones, mientras dan la espalda a esos católicos que no han renunciado a la liturgia y principios cristianos tradicionales.

No van a parar hasta meternos de nuevo en las catacumbas. La represión solo acaba de comenzar. En ese sentido las Escrituras y los mensajes marianos son muy claros. Pero también son muy claros cuando nos dicen que todo esto culminará con el triunfo de Cristo frente a Satanás. Ahora serás tú, lector católico, quien deba elegir que debes hacer ante todo esto. Si mantener tu Fe firme ante la maldad y la pobredumbre o “progredumbre”que nos rodea. O por el contrario dar la espalda y renegar de Dios y de la Fe de tus antepasados. Pero recuerda, quien no se humilla ante Dios, lo hará ante el Diablo. Tú decides. Y no tengáis miedo. Ya salimos una vez de las catacumbas y de que manera. Dios está con nosotros.

¡Viva Cristo Rey!

cruzado