Gracias Cataluña.

 

cataluña

Lleváis 40 años aguantando el acoso de los separatistas frente al abandono del Estado. Todos los gobiernos del PPSOE han hecho lo mismo con vosotros. Daros la espalda. Muchos medios de comunicación son cómplices de esta situación dramática que vivís. Os han intentado silenciar y esconder y se han vendido por 30 monedas a los separatistas. Son vuestros/nuestros Judas particulares. También habéis sufrido la incomprensión de esas fuerzas conservadoras, rancias y casposas de la España más oscura. Esa que gusta de llamar “catalanes” a los que no son otra cosa que separatistas, traidores y criminales. Y que en definitiva, le hacen el juego al independentismo.

Pero no estáis solos. Desde Castilla y desde el resto de España os llevamos en nuestro corazón. Hoy sois el ejemplo vivo del mejor y más sano patriotismo español. Porque siempre es fácil mostrar la bandera nacional en Madrid, en Sevilla o en Burgos. Pero hay que tenerlos muy bien puestos para levantarla en Barcelona y en otras ciudades y pueblos de Cataluña. Y aún más para hacer frente en las calles a quienes os la quieren arrebatar y quemar.

Dicen que solo un 16% de los españoles está dispuesto a defender España. Para mí está claro que ese 16% vive hoy en Cataluña. Por eso estamos con vosotros y detrás de vosotros. Si alguien puede ponerse al frente de una lucha para recuperar nuestra Patria, sois vosotros. Cataluña es hoy la punta de lanza de esa España que ya amanece por el horizonte, que ha dicho y basta y que se ha puesto a andar.

Gracias por vuestro ejemplo. Gracias por vuestro amor a España. Gracias por ser la vanguardia hispana en Cataluña y en el resto de España. No estáis solos. No habrá mayor placer que luchar junto a vosotros. Incluso hasta las últimas consecuencias. Hoy todos los pueblos de España pueden gritar con orgullo que Viva Cataluña porque Cataluña, vuestra y nuestra Cataluña es la vanguardia de la España Eterna.

¡Viva Cataluña Española!

¡Visca Catalunya!.

“Si alguien hubiese gritado muera Cataluña, no sólo hubiera cometido una tremenda incorrección, sino que hubiera cometido un crimen contra España, y no sería digno de sentarse nunca entre españoles. Todos los que sienten a España dicen viva Cataluña y vivan todas las tierras hermanas en esta admirable misión, indestructible y gloriosa, que nos legaron varios siglos de esfuerzo con el nombre de España. “

(José Antonio Primo de Rivera en el Parlamento Español de 1934)

bandera-catalunya-2

A comienzos de la Guerra Civil, Manuel Hedilla advertía por carta a sus camaradas en el frente que las derechas muchas veces eran peores que los rojos. Y no se equivocaba. De toda la ganadería que apoya en España a la derecha liberal, hay un enorme sector porcino. Dicho sector es el que siempre nos habla en privado sobre los “putos catalanes” y los “putos vascos”. Son los que lucen con alegría chapitas y pulseras con la bandera de España en los barrios bien de las grandes capitales españolas. Particularmente en Madrid. Gente de ley y orden, que luego suelen medir el sentido de las cosas en base a su rentabilidad económica. Los que piden unidad para España, pretendiendo liquidar su Estado y entregando su soberanía a Bruselas y a la OTAN. Los que no toleran que en España haya otra lengua propia que no sea el Castellano, al que además denominan “español”. Porque para ellos, cualquier atisbo de singularidad cultural es sospecho ya de separatismo.

Esta ganadería porcina tiene por norma disimular fuera de sus zonas seguras. Nunca les veréis luciendo una bandera de España en Barcelona, en Bilbao o en Pamplona. Ni si quiera un miserable pin en la solapa. Pero eso sí, insistirán una y mil veces en lo “putos” que son todos los vascos y todos los catalanes por separatistas. Todos sin excepción. Y lo harán, como digo, desde la seguridad de sus casas y sus barrios. Son la escoria separadora que desde siempre ha alimentado al separatismo.

Ayer fueron agredidas dos chicas en una carpa pro Selección Española de Fútbol en Barcelona. Ellas, dos catalanas que demandaban a la Alcaldesa Ada Colau unas pantallas para poder ver a su selección nacional. La española. A lo que la “afable” alcaldesa se niega, como buena separatista y sectaria que es. Poca gente acudió en su ayuda y menos el sector porcino de la derecha liberal española. Cobardes, como siempre. Ayer esas dos catalanas dieron una lección de valentía a toda España y a ese sector porcino derechista. Porque hay que tenerlos bien puestos para decir públicamente que te sientes de tu tierra y español en Cataluña. Ya quisiéramos una valentía así en Alicia Sánchez Camacho, en Mariano Rajoy o en alguno de sus votantes. Dos personas a las que nunca les rayarán el coche, nunca les harán pintadas en los portales de sus casas y nuca les tirarán globos de pintura a sus terrazas por lucir una bandera española.

¡VIVA CATALUÑA ESPAÑOLA!

España es irrevocable – José Antonio Primo de Rivera.

joseantonio6

LA UNIDAD DE DESTINO

Nadie podrá reprochamos de estrechez ante el problema catalán. En estas columnas antes que en ningún otro sitio, y, fuera de aquí, por los más autorizados de los nuestros, se ha formulado la tesis de España como unidad de destino. Es decir, aquí no concebimos cicateramente a España como entidad física, como conjunto de atributos nativos (tierra, lengua, raza) en pugna vidriosa con cada hecho nativo local. Aquí no nos burlamos de la bella lengua catalana ni ofendemos con sospechas de mira mercantil los movimientos sentimentales –equivocados gravísimamente, pero sentimentales– de Cataluña. Lo que sostenemos aquí es que nada de eso puede justificar un nacionalismo, porque la nación no es una entidad física individualizada por sus accidentes orogáficos, étnicos o lingüísticos, sino una entidad histórica, diferenciada de las demás en lo universal por una propia unidad de destino.

España es la portadora de la unidad de destino, y no ninguno de los pueblos que la integran. España es pues, la nación, y no ninguno de los pueblos que la integran. Cuando esos pueblos se reunieron, hallaron en lo universal la justificación histórica de su propia existencia. Por eso España, el conjunto, fue la nación.

LA IRREVOCABILIDAD DE ESPAÑA

Hace falta que las peores deformaciones se hayan adueñado de las mentes para que personas que se tienen, de buena fe, por patriotas, admitan la posibilidad, dados ciertos requisitos, de la desmembración de España. Unos niegan licitud al separatismo porque suponen que no cuenta con la aquiescencia de la mayoría de los catalanes. Otros afirman que no es admisible una situación semiseparatista, sino que hay que optar –¡qué optar!– entre la solidaridad completa o la independencia. “O hermanos o extranjeros”, dice “ABC”, y aún afirma recibir centenares de telegramas que le felicitan por decirlo. Es prodigioso –y espeluznante– que periódico como “ABC”, en el que la menor tibieza antiespañola no ha tenido jamás asilo, piense que cumple con su deber al acuñar semejante blasfemia: “Hermanos o extranjeros”; es decir, hay una opción: se puede ser una de las dos cosas. ¡No! La elección de la extranjería es absolutamente ilícita, pase lo que pase, renuncien o no renuncien al arancel, quiéranlo pocos catalanes, muchos o todos. Más aún terminantemente: aunque todos los españoles estuvieran conformes en convertir a Cataluña en país extranjero, seria el hacerlo un crimen merecedor de la cólera celeste.

España es irrevocable. Los españoles podrán decidir acerca de cosas secundarias; pero acerca de la esencia misma de España no tienen nada que decidir. España no es nuestra, como objeto patrimonial; nuestra generación no es dueña absoluta de España; la ha recibido del esfuerzo de Generaciones y generaciones anteriores, y ha de entregarla, como depósito sagrado, a las que la sucedan. Si aprovechara este momento de su paso por la continuidad de los siglos para dividir a España en pedazos, nuestra generación cometería para con las siguientes el más abusivo fraude, la más alevosa traición que es posible imaginar.

Las naciones no son contratos, rescindibles por la voluntad de quienes los otorgan: son fundaciones, con sustantividad propia, no dependientes de la voluntad de pocos ni muchos.

MAYORÍA DE EDAD

Algunos han formulado la siguiente doctrina respecto de los Estatutos regionales: no se puede dar un Estatuto a una región mientras no es mayor de edad. El sermayor de edad se le nota en los indicios de haber adquirido una convicción suficientemente fuerte de su personalidad propia.

He aquí otra monstruosidad ideológica: se debe, con arreglo a esa teoría, conceder su Estatuto a una región –es decir, aflojar los resortes de la vigilancia unitaria– cuando esa región ha adquirido suficiente conciencia de sí misma; es decir, cuando se siente suficientemente desligada de la personalidad del conjunto. No es fácil, tampoco ahora, concebir más grave aberración. También corre prisa perfilar una tesis acerca de qué es la mayoría de edad regional acerca de cuándo deja de ser lícito conceder a una región su Estatuto.

Y esa mayoría de edad se nota, cabalmente, en lo contrario de la afirmación de la personalidad propia. Una región es mayor de edad cuando ha adquirido tan fuertemente la conciencia de su unidad de destino en la patria común, que esa unidad ya no corre ningún riesgo por el hecho de que se aflojen las ligaduras administrativas.

Cuando la conciencia de la unidad de destino ha penetrado hasta el fondo del alma de una región, ya no hay peligro en darle Estatuto de autonomía. La región andaluza, la región leonesa, pueden gozar de regímenes autónomos, en la seguridad de que ninguna solapada intención se propone aprovechar las ventajas del Estatuto para maquinar contra la integridad de España. Pero entregar Estatutos a regiones minadas de separatismo; multiplicar con los instrumentos del Estatuto las fuerzas operantes contra la unidad de España; dimitir la función estatal de vigilar sin descanso el desarrollo de toda la tendencia a la secesión es, ni más ni menos, un crimen.

SÍNTOMAS

Todos los síntomas confirman nuestra tesis. Cataluña autónoma asiste al crecimiento de un separatismo que nadie refrena: el Estado, porque se ha inhibido de la vida catalana en las funciones primordiales: la formación espiritual de las generaciones nuevas, el orden público, la administración de justicia…. y la Generalidad, porque esa tendencia separatista, lejos de repugnarle, le resulta sumamente simpática.

Así, el germen destructor de España, de esta unidad de España lograda tan difícilmente, crece a sus anchas. Es como un incendio para cuya voracidad no sólo se ha acumulado combustible, sino que se ha trazado a los bomberos una barrera que les impide intervenir. ¿Qué quedará, en muy pocos años, de lo que fue bella arquitectura de España?

¡Y mientras tanto, a nosotros, a los que queremos salir por los confines de España gritando estas cosas, denunciando estas cosas, se nos encarcela, se nos cierran los centros, se nos impide la propaganda! Y la insolencia separatista crece. Y el Gobierno busca fórmulas jurídicas. Pero piense el Gobierno que si España se le va de entre las manos, no podrá escudarse tras de una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete ciertas cosas sagradas, ya se llama traición.

(F.E., núm. 15, 19 de julio de 1934)

El mejor destino de unas urnas.

sion

“…Juan Jacobo Rousseau suponía que el conjunto de los que vivimos en un pueblo tiene un alma superior, de jerarquía diferente a cada una de nuestras almas, y que ese yo superior está dotado de una voluntad infalible, capaz de definir en cada instante lo justo y lo injusto, el bien y el mal. Y como esa voluntad colectiva, esa voluntad soberana, sólo se expresa por medio del sufragio conjetura de los más que triunfa sobre la de los menos en la adivinación de la voluntad superior, venía a resultar que el sufragio, esa farsa de las papeletas entradas en una urna de cristal, tenía la virtud de decirnos en cada instante si Dios existía o no existía, si la verdad era la verdad o no era la verdad, si la Patria debía permanecer o si era mejor que, en un momento, se suicidase.

Como el Estado liberal fue un servidor de esa doctrina, vino a constituirse no ya en el ejecutor resuelto de los destinos patrios, sino en el espectador de las luchas electorales. Para el Estado liberal sólo era lo importante que en las mesas de votación hubiera sentado un determinado número de señores; que las elecciones empezaran a las ocho y acabaran a las cuatro; que no se rompieran las urnas. Cuando el ser rotas es el más noble destino de todas las urnas. Después, a respetar tranquilamente lo que de las urnas saliera, como si a él no le importase nada. Es decir, que los gobernantes liberales no creían ni siquiera en su misión propia; no creían que ellos mismos estuviesen allí cumpliendo un respetable deber, sino que todo el que pensara lo contrario y se propusiera asaltar el Estado, por las buenas o por las malas, tenía igual derecho a decirlo y a intentarlo que los, guardianes del Estado mismo a defenderlo…”

(José Antonio Primo de Rivera, 29 de Octubre de 1933)

españas4

Pobre Cataluña y pobre España.

voluntarios catalanes a cuba

No tenía ni puñeteras ganas de escribir nada, pero me veo forzado a ello. Cataluña. La milenaria Cataluña acosada y a través de ella España entera. Da mucha pena ¿verdad?. Yo diría que más que pena, la situación da asco.

Mirad, todo esto es un espectáculo preparado y dirigido por los de siempre. No es accidental que sean liberales los que gobiernen en la Moncloa y en Barcelona. Ambos coinciden en sus argumentos. Veamos. Artur Mas habla de identidad, cultura, respeto… Pero vino a Madrid a pedir dinero. Pasta pura y dura. Cuando se le negó, comenzó toda la charlotada. Pero no menos charlotada que la de Mariano Rajoy. ¿Cual ha sido la respuesta del gobierno del PP a todos esos catalanes que no quieren dejar de ser españoles?. Constitución, ley y poco más. Pero sobre todo lo peor ha sido su respuesta a los separatistas. El miedo a perder toda la pasta. Que si les van a echar de Europa, que si el corralito, que si las pensiones, que si el frenazo a una recuperación económica que ni existe. ¿Donde hemos visto un discurso firme y un llamamiento a no olvidar más de 500 años de relaciones principalmente afectivas entre los pueblos de España?. ¿Alguien ha recordado la sangre de catalanes mezclada con la de castellanos, vascos, navarros y de toda España en Las Navas de Tolosa?. ¿Alguien ha recordado a los catalanes alzándose contra los franceses al enterarse que lo propio habían hecho los madrileños el 2 de Mayo?. ¿En que sitio se ha recordado a esos voluntarios catalanes que fueron a luchar por su patria a Cuba?. En ningún lado. Mariano Rajoy lo primero que hizo ante la amenaza de Mas fue a pedir consejo a Bruselas… Un tío que tiene mayoría absoluta en el Parlamento, se va a pedir amparo a Bruselas ante el desafío separatista…

Siento una inmensa pena. En serio. Jamás pensé que un gobierno español llegaría a tales cotas de cobardía y bajeza moral. Medir la unidad de España en base a criterios económicos. Lo mismo que Artur Mas respecto al resto de España. Pero si es que son liberales los dos. A éstos no les menciones a su madre, pero si les das 30 monedas de plata, no dudarán en entregártela. Esos son los liberales y por eso en este país los Carlistas, los defensores de la España tradicional y verdadera, se levantaron 3 veces contra ellos. Sabían perfectamente de que calaña estaban hechos.

¿Es que España se mantiene unida sólo por dinero y porque es lo que le conviene a la finanza internacional, a la UE, al BCE, al FMI y demás organismos globalistas?. Pues parece que sí. Pero lo triste es que la gente ha entrado al trapo en ello. Y tanto en Cataluña como en el resto de España no cesan de lanzarse amenazas de orden económico si la independencia prospera. Insisto, ¿cederemos Ceuta y Melilla a Marruecos cuando no sean dos ciudades españolas rentables?. Pues en base a esta mentalidad parece que sí.

Y en medio de todo la triste realidad de una España sin estado. Una España invadida y ocupada. Una España no soberana, que no emite su propia moneda, que no manda ya sobre su ejército y cuyas leyes se encuentran por debajo de las que elabora Bruselas…

Yo debo ser marciano al parecer. Lo digo porque el resto ni reacciona cuando le hablo de todas estas cosas. Parece que a la mayoría lo que de verdad les importa es si el FC Barcelona jugará o no en la Liga Española si Cataluña se independiza. Cataluña y el resto de España compartir el mismo virus de imbecilidad colectiva.

Obviamente estoy contra la independencia. Hombre, si esa independencia consistiera en abandonar la UE, el Euro, la OTAN, en construir una Cataluña catalana y en resumen, recuperar la soberanía. Sería para pensárselo. Pero no va a ser así. Que los mayores apoyos de Artur Mas procedan una vez más de la entidad sionista israelí, deja para mí las cosas muy claritas.

Pero nada, que continúe el show de unos y de otros. Los bailecitos, los chascarrillos, el hablar en indio y en reírse de esos 800.000 parados catalanes. Sigamos hablando de federalismos asimétricos. Sigamos con la broma de más de 300 mezquitas concentradas en Cataluña. Sigamos alimentando a separadores y separatistas. Y sigamos permitiendo otros 30 años de latrocinio a manos de la casta política catalana.

Que ustedes lo voten bien… Como los griegos.

Y la guinda del pastel la pone Albert Rivera ensalzando a los liberales afrancesados y traidores de 1812.

Ciudadanos de un lugar llamado “mundo”.

De un lugar también llamado DEGENERACIÓN, SIN IDENTIDAD, SINVERGÜENZA, DECADENTE, MISERABLE, REPUGNANTE, CORRUPTO, ESTÉRIL, SIN VALORES, MATERIALISMO, RELATIVISMO, ATEISMO, VULGAR, CHABACANO, NIHILISMO, PROGRE, MESTIZO, MULTICULTURAL, DEMOCRÁTICO Y… LIBERAL.

En resumen, ciudadanos de un lugar llamado Occidente.

Yo sí quiero el referéndum.

arturmas

Pero antes haría una encuesta a nivel nacional para ver si los españoles saben de que va el tema. Les preguntaría si piensan que España y el Estado Español son lo mismo. Les preguntaría si piensan que España es un estado nacional soberano e independiente. Y todo esto para qué. Pues para poder hacer el referéndum nacional.

banderadelanuevaespaaVamos a ver, España no es plurinacional, es pluriestatal. Significa que España trasciende las fronteras del propio Estado Español. España es Portugal, Gibraltar, El Rosellón, Andorra y la parte de Navarra que ocupa hoy el Estado Francés. Esto como mínimo. Y partiendo de aquí, habrá que dejar claro que lo que los españoles estiman hoy como España y que en realidad corresponde al Estado Español, es una realidad relativa como he dicho antes. Si además los españoles piensan a estas alturas que el Estado Español es libre y soberano, es que su percepción de la realidad es similar a la de una ameba. ¿Que es lo que te hace libre realmente?. Tener derechos y poder ejercerlos. Y eso solo se consigue con un estado que te garantice ese ejercicio. España por culpa de su propio pueblo y la traición de sus élites políticas o mejor dicho su oligarquía en su conjunto, perdió su soberanía cuando entró en la UE, cuando renunció a su propia moneda y cuando se puso a las órdenes de ese órgano supranacional que nadie elige y nadie vota que se llama Comisión Europea. Esta es la realidad. El Estado Español es una colonia más de la UE y de quien la comanda que es la Comisión Europea.

artur-mas-israel

Que en medio de estas tristes circunstancias, un imbécil y un traidor como Artur Mas plantee un referéndum de autodeterminación para Cataluña, es como contar un chiste malo en medio de un funeral. O sea, quiere una Cataluña independiente del Estado Español, que a su vez es un ente no soberano. ¿Como es esto?. Pues es simplemente seguir el camino tradicional del movimiento sionista, a quien Artur Mas sirve lealmente como Rajoy. Ese camino es el de dividir y enfrentar a los pueblos. Llevan así desde hace 5000 años. Es su naturaleza, como la del escorpión es picar a todo lo que se le acerque. Y no hay que darle más vueltas.

Rajoy-Van-Rompuy

Cuando ayer Rajoy salió a dar una rueda de prensa en plan campanudo, ¿a quien tenía al lado?. Pues a uno de sus jefes. A Herman Van Ron Pui, masón, sionista y presidente de la Unión Europea. Éste personaje  es el que va dando lecciones de democracia a Italianos y griegos, cuando él mismo es la cara más grotesca de la democracia liberal capitalista, puesto que nadie lo ha elegido. Uno de estos individuos que traicionando a las naciones de Europa, está ayudando a que cada vez haya menos europeos y que estén siendo sustituidos silenciosamente por personas de razas no europeas. O sea, es un genocida encubierto. Pues éste globalista sionista es el que ayer le advertía a Artur Mas, que una Cataluña independiente saldría inmediatamente de la UE. Si eso fuera cierto, yo me haría catalán ya mismo y votaría por esa independencia. Pero es mentira. Todo es mentira. Todo forma parte de una farsa como quien juega al Monopoly. Los catalanes en su mayoría se lo han tragado y el resto de españoles también. Cataluña podrá cambiar su bandera y ponerle un triángulo masón azul con una estrella. Pero seguirá siendo sierva de la misma entidad mundialista y sionista que España y el resto de Europa. ¿Pero quien ha llenado Cataluña de inmigrantes no europeos si no las políticas de CiU?. ¿Quien lleva años viajando a Israel y codeándose con el lobby israelí sino Pujol y Artur Mas?. ¿Pero es que nadie se da cuenta de lo que pasa?. Al parecer no.

arno_breker

Vamos a hacer un referéndum en toda España. Y vamos a explicarles a todos los españoles de que va el tema. Que esto se trata simplemente de dividir y enfrentar entre sí a los pueblos europeos. Que el sionismo quiere una Europa dividida en micronaciones enfrentadas, donde ellos puedan gobernar en la sombra. Que quieren una Europa limpia de europeos y repleta de una raza mestiza de esclavos que no se les pueda oponer con la firmeza que una y mil veces les han opuesto los europeos. Y quieren a Europa de rodillas para poder lanzarse luego a por el resto del mundo. Porque ellos, los sionistas son los verdaderos racistas y los verdaderos supremacistas. Y lo que hacen hoy con los palestinos, lo harán mañana con todos los pueblos del mundo. Eso hay que contarle a los españoles. Y luego preguntarles en referéndum si quieren volver a ser hombres libres en una patria libre y soberana. Si sale el Sí, España se irá de la OTAN, de la UE, recuperará todos sus territorios y su moneda, cerrará los bancos que serán absorbidos por un banco público del Estado, establecerá el Derecho de Sangre para poder ser español, restablecerá el Servicio Militar obligatorio, procederá a procesar a toda la élite política y financiera que ha corrompido el país, firmará un pacto de amistad y defensa mutua con Rusia y romperá relaciones con el Estado de Israel. Si sale el No, seguiremos por la senda en la que estamos. La de la estupidez, la sinrazón y el exterminio.

katalunya