Hola. Me llamo Occidente (V).

Yemen es un ejemplo más de la hipocresía occidental. Arabia Saudí invade ese país, masacra a los civiles e incluso utiliza armas nucleares tácticas allí. La ONU (Occidente) mira a otro lado. Lo mismo que en Irak, en Afganistán, en Libia, etc.

Pero los occidentales andan estos días maldiciendo al 2016 porque estiman que ha sido un mal año. Y lloran amargamente para que el 2017 sea mejor. ¿Pero porqué llora tanto Occidente?. ¿Por los atentados “yihadistas” que ha habido en Europa?. ¿Por la catástrofe humanitaria que los yihadistas atlánticos han desatado en Siria?. ¿Por las violaciones sistemáticas a mujeres y niñas europeas, perpetradas por los “refugees”?. ¿Porque otro sionista más se va a sentar en la Casa Blanca?. No. Los occidentales lloran porque este año se les han muertos varios cantantes y algunas estrellas del Cine.

Y estas son las preguntas que me hago siempre. ¿Como pensáis que os juzgará vuestro Dios?. ¿A donde miraréis buscando consuelo cuando la guerra, la enfermedad, el hambre y la muerte lleguen  también a vuestros barrios?.

Feliz 2017…

occidente7

Anuncios

Hola. Me llamo Occidente (IV).

occidente6

Occidente, ese lugar del mundo donde la gente se ha vuelto extremadamente sensible a sus mascotas, mientras asesina sin parpadear a sus propios hijos en el vientre de sus madres. Occidente, ese lugar que apesta a enfermedad mental y donde cualquier estupidez contra natura es santificada como algo bueno y necesario. Primero fue el aborto. Luego llamar matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo. Ahora llevar a los colegios eso de que la identidad sexual de cada individuo no existe porque es una “construcción social”. Y si hace falta desmentir incluso a las evidencias de la Biología, se hace. Tras ello llegará la Eutanasia, la zoofilia, la pedofilia y probablemente hasta el canibalismo. Todo lo que sea necesario para destruir lo que una vez fue una civilización cristiana.

¿Como juzgará Dios a Occidente?. ¿Como nos juzgará a nosotros si no hacemos nada?.

Hola. Me llamo Occidente (I).

suicidio_166159.630x360

 

“No acudo a un sacerdote a confesar mis pecados y a pedir perdón a Dios porque yo no le cuento mi vida a un cura, no acepto que un inquisidor me de consejos y a Dios no puedo verle ni tocarle. En cambio le cuento toda mi vida en Facebook a cientos o miles de personas que no conozco y a quienes no importo. Que es como un ciudadano moderno, progresista, tolerante y cosmopolita debe hacer las cosas.

Hola, me llamo Occidente”.

Ex-pañoles.

porno

¿Que nos pasa?. Ya no reconocemos a este país, antiguamente llamado España. Culpamos a los políticos, culpamos a los intereses financieros de unos pocos, culpamos a la patronal, a los sindicatos, culpamos a los sionistas… Bien, algo de culpa tienen todos ellos. Pero os estáis olvidando de los grandes culpables de la situación que padece nuestra patria. Vosotros.

Hace más de 40 años que dejasteis de acudir a misa los domingos. Hace 40 años dejasteis de bendecir la mesa o rezar por las noches. Hace 40 años aprobasteis el divorcio y luego el aborto. Hace 40 años que abandonasteis los principios en los que os educaron vuestros padres y abuelos a cambio de una felicidad basada en el consumo. Hace 40 años os rendisteis a los placeres que os vendían los usureros y los convertisteis en vuestro deseo diario. Hace 40 años dejasteis de practicar valores como el Honor, el Valor, el Espíritu de Sacrificio, la Honestidad y la Verdad. Hace 40 años adoptasteis la blasfemia como parte normal de vuestro lenguaje diario. Dejasteis de decir Adiós para usar el Hasta luego de moda. Hace 40 años que dejó de preocuparos la política porque había dinero para comprar y eso os parecía lo más importante. Hace 40 años que dejasteis la Verdad y la Justicia en manos de la democracia y de los demócratas. Hace 40 años que pensasteis que el Servicio Militar era un coñazo. Lo mismo que tener hijos y educarles. Hace 40 años abandonasteis la idea de que habíais recibido una patria grande y que debíais dejar una aún más grande a las nuevas generaciones. De hecho os habéis dedicado básicamente a comeros la tarta elaborada por nuestros abuelos en la posguerra. No habéis aportado nada, excepto toneladas de basura que han enterrado al país entero. Hace 40 años abandonasteis vuestra moral ancestral y abristeis la puerta al matrimonio homosexual e incluso a que éstos pudieran adoptar niños. Hace 40 años, os borrasteis de cualquier deber para dedicaros simplemente a reclamar derechos. Entre ellos, el derecho a asesinar a vuestros hijos en el vientre de sus madres.

Nunca habéis sufrido una gran calamidad. Habéis nacido en la abundancia. En la Era del todo vale. En la época del nulo esfuerzo. En el tiempo donde la mentira se justifica a cambio de placer o de riqueza… En resumen, vosotros ex-pañoles le habéis dado la espalda a vuestra Historia, a vuestras tradiciones y a vuestros antepasados. Por dar la espalda, se la habéis dado al mismísimo Dios de vuestros padres. ¿Y pensabais que esto no tendría consecuencias?. Las va a tener y vaya que si las va a tener. Solamente habéis empezado a vislumbrar lo que se os viene encima.

Ahora mismo, mientras escribo estas letras, hay 800.000 africanos musulmanes esperando para entrar en Europa. No, no me refiero a los de Grecia, no. Tampoco a los turcos, a los que la UE les acaba de regalar los visados (75 millones de ciudadanos turcos). Me refiero a los que esperan transporte en las costas de Libia. Van a llegar y van a ir a por todas. Porque no tienen nada que perder y porque ellos de alguna manera si tienen unos valores y unos principios que rigen sus vidas. Y aunque no sea verdadero, creen tener un dios que les ampara y les da la valentía y la audacia que nosotros hemos perdido. No les gusta nuestra nula moral. No les gusta esta basura de democracia que ahora pensamos que es el alma mater de la nación. No les gusta nuestra degeneración. No van a celebrar el Día del Orgullo ni a hacer botellones cada fin de semana… Y no piensan poner la otra mejilla ante quienes son culpables por acción u omisión de la destrucción de su patria, Libia. Están a una hora de avión de Roma.

El reseteo de Ex-paña y de Europa entera se ha puesto en marcha. La cuenta atrás ha comenzado. Algunos lucharemos para defender nuestras familias y nuestra tierra. Pero vosotros, liberales, giliprogres, tibios, cobardes, inmorales y tontos del culo, seréis barridos por el diluvio. Principalmente porque ya estáis muertos y no tenéis nada que ofrecer al nuevo mundo que va a nacer tras la segunda Caída del Imperio Romano. La vida es lucha y la lucha es vida.

¡Arriba España! ¡Viva Cristo Rey!

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=5331

templario

Sin memoria.

pelayo

Tuvimos muchos reyes godos, pero nadie los recuerda. Tuvimos héroes en Covandonga, pero los hemos olvidado. Necesitamos 8 siglos para expulsar a los invasores moros y a los usureros, pero ahora pedimos perdón. Llevamos nuestras gloriosas banderas por todo el mundo. La enseña de Castilla, la de León, la de Aragón y la de Navarra. Pero las hemos abandonado en los sótanos polvorientos de los museos y con ellas a nuestros antepasados. Tuvimos las mejores espadas del mundo, adornadas con nuestros escapularios, nuestros rosarios y las imágenes de nuestros santos y mártires. Pero ahora nos da vergüenza hasta que nos vean rezar. Que digo, la mayoría ni reza. Toda la nación vive de espaldas a Dios.

Ahora hemos olvidado la lengua y escritura de los celtíberos. Nadie sabe leer el alfabeto rúnico más antiguo de Europa, que era la lengua de Viriato, de Numancia o de Indíbil y Mandonio. Pero alucinamos con las series de televisión. Vaya que sí. Ahora jugamos con runas, nos colgamos Martillos de Thor y nos creemos vikingos. Y no reparamos en que todos son actores de la misma mentira. Hemos perdido la memoria de quienes somos. Pero nos creemos más chulos que nadie, aunque la mayoría no sabe hoy ni como se monta y se desmonta un fusil de asalto Cetme. Somos los hijos bastardos de la España liberal, democrática, ociosa y decadente. Somos la mierda cantante y danzante de la Historia de España. Pero bienvenidos a los tiempos difíciles porque ellos harán la depuración de los cobardes.

A partir de hoy los ciudadanos turcos pueden entrar en la Unión Europea sin visado. Turquía tiene más de 74 millones de habitantes. El 98% musulmanes… Y nosotros jugando a ver quienes somos viendo series de televisión.

Disfrutad de vuestra Semana Santa. El Calvario está cerca.

La piratería que sí conviene tolerar.

porno

Estas semanas de atrás hemos visto como muchas páginas que ofrecían enlaces para descargar series y películas, han sido cerradas por el gobierno. Todo ello con la excusa de luchar contra la piratería y en favor de los derechos de autor. No voy a opinar sobre el tema. Sólo diré que lo que me parece verdaderamente escandaloso es pagar 10€ por ver una película en las salas de cine. Vamos, me parece un atraco a mano armada.

Pero este no es el tema sobre el que hoy pretendo hacer una reflexión. Es otro. Hay otras películas que también tienen supuestamente derechos de autor, pero que se ofrecen gratis en Internet. El gobierno no las persigue. No cierra esas webs. De modo que he de suponer que las permite porque le parece bien que se ofrezcan gratis a los ciudadanos. Me refiero al cine porno. Cine porno donde se te ofrece todas las perversiones imaginables, incluidas las perpetradas con animales y donde la mujer esencialmente queda reducida a un objeto sucio. No hace falta ser muy listo para saber quien dirige este mercado de depravación. Lamentablemente siempre nos encontramos a los mismos detrás de la basura. Y quizá por eso, por no molestarles, el gobierno no actúa. O también porque le viene muy bien que la gente piense en perversiones en vez de asaltar las instituciones corruptas a mano armada.

La pornografía fue prohibida por III Reich, por el régimen fascista italiano y por el Franquismo. También por la Unión Soviética y por el régimen comunista de Mao en China. Todos básicamente por lo mismo. Para cuidar la salud mental de sus ciudadanos y no distraer la productividad de los trabajadores. En cambio nuestro Liberalismo piensa todo lo contrario. Una prueba más de toda la inmundicia que puede llegar a esconderse detrás de dulces palabras como Libertad, Igualdad y Fraternidad.