Contra la persecución.

democracia7

El pasado miércoles comenzó el periodo anual más importante para la Fe Católica. La Cuaresma. El más importante porque celebramos la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. El Dios hecho hombre. Nadie ha podido ver alguna noticia al respecto en los medios de comunicación españoles. Ni tan si quiera en la televisión pública estatal. Pocos se habrán dado cuenta del detalle, pero no sucede lo mismo con otras confesiones. El Ramadán o la Fiesta del Cordero de los musulmanes, son recordadas siempre en esos mismos medios. Como hacen también con la Januká hebrea. Y esto resulta muy llamativo en un país como España, que a pesar de 40 años de sufrir políticas anti católicas para extirpar su verdadera Fe, que es su base fundacional como nación, todavía más del 70% de los españoles se confiesa católico. ¿Por qué sucede esto?. Bueno, las explicaciones son varias. Primero porque hay una campaña a nivel Europeo para islamizar todo el Continente. Pretenden usar al Islam para que la Europa cristiana quede absolutamente destruida. Y esto es así porque la Iglesia Católica es la única que se asienta sobre la tumba de San Pedro, primer Papa cristiano. Y es la única que se opone por principio a la Globalización y al Nuevo Orden Mundial. Y todo ello a pesar de haber sufrido un grave proceso de infiltración masónica desde el Concilio Vaticano II. Ese concilio que abrió las puertas a todo, incluso al humo de Satanás, como bien reconoció el Pontífice Pablo VI. En España aquello se tradujo en la aparición de obispos como Tarancón. Que entre otras cosas se dedicaron a apuñalar por la espalda al régimen que les había salvado la vida en 1936. Aquellos años en que los curas y monjas eran asesinados a sangre fría y donde la Misa quedó reducida a celebraciones clandestinas en domicilios privados. Por eso aquella guerra civil fue santificada por Pío XII como Cruzada.

Aquella traición y el acomodarse a los nuevos aires liberales, trajo como consecuencia el vaciado sistemático de las iglesias y la pérdida de respeto institucional hacia el Catolicismo y hacia los católicos. Lo vemos estos días, cuando en la celebración del Carnaval de Gran Canaria, se ultraja a la Fe Católica y al individuo que lo hace se le concede el primer premio. Todo ello con la felicitación expresa en Twitter del Partido Popular de esa isla. El mismo Partido Popular que ha introducido la ideología de género en los colegios religiosos y no religiosos, de varias autonomías en las que gobierna. El mismo Partido Popular que ha desatado una persecución judicial contra la ONG Hazteoír, por oponerse públicamente a esa ideología de género. Y respecto a este tema, llama la atención que todos los medios del régimen hayan usado la misma etiqueta para difamar a Hazteoír. Los ha denominado “ultracatólicos”. Todo ello a pesar de que esta organización se limita a luchar por los mismos derechos humanos que recoge la propia ONU. Cualquiera que entre en su página, no encontrará apenas ninguna referencia religiosa, más allá del respeto que piden precisamente para el ejercicio de esa libertad.

Pero al margen de esto, ¿que es eso de ser ultracatólico?. ¿Significa no tolerar la persecución institucional al Catolicismo?. ¿Significa no tolerar que nos cierren la boca ante esos lobbys de presión subvencionados, que solo representan a minorías y que pretenden que el resto adoptemos por imposición su cosmovisión de la vida?. ¿Significa mantenernos firmes e impermeables a la degeneración política y moral que está destruyendo España y el resto de Europa?. Pues entonces sí. Pero no somos ultracatólicos. Somos simplemente católicos. Católicos integrales si quieren. Católicos que intentamos imitar, en la medida de lo posible, al mismo Jesús o a seguidores de su Fe como San Pedro, San Pablo, San Francisco de Asís, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús o Santa Teresa de Calcuta. A ellos también les llamarían hoy ultracatólicos. ¿Quienes quedan fuera de esta denominación?. Los que guardan silencio. Los católicos cobardes y acomplejados. Los que miran hacia otro lado. Los tibios. Los sepulcros blanqueados vestidos de curas, monjas y obispos, que se venden al Mundo y a sus medios de comunicación. Los que prefieren preocuparse del cambio climático y no del alma de sus feligreses. Los creen que toda liturgia religiosa es simbólica. Los que no creen en la Transubstanciación del pan y el vino en el cuerpo de Cristo. Los que pretenden convertir a la Asamblea de Cristo en una mera ONG más. Los que usando hábito, se abrazan a miembros de otras religiones, mientras dan la espalda a esos católicos que no han renunciado a la liturgia y principios cristianos tradicionales.

No van a parar hasta meternos de nuevo en las catacumbas. La represión solo acaba de comenzar. En ese sentido las Escrituras y los mensajes marianos son muy claros. Pero también son muy claros cuando nos dicen que todo esto culminará con el triunfo de Cristo frente a Satanás. Ahora serás tú, lector católico, quien deba elegir que debes hacer ante todo esto. Si mantener tu Fe firme ante la maldad y la pobredumbre o “progredumbre”que nos rodea. O por el contrario dar la espalda y renegar de Dios y de la Fe de tus antepasados. Pero recuerda, quien no se humilla ante Dios, lo hará ante el Diablo. Tú decides. Y no tengáis miedo. Ya salimos una vez de las catacumbas y de que manera. Dios está con nosotros.

¡Viva Cristo Rey!

cruzado

Anuncios

Lo que hemos perdido.

llaves

« YO PROMETO:

     No disminuir o cambiar nada de aquello que encontré conservado por mis probísimos antecesores y  no admitir  novedad alguna, sino conservar y venerar con fervor, como su verdadero discípulo y sucesor, con todas mis fuerzas y con todo empeño, todo aquello que me fue transmitido.

     De enmendar todo cuanto esté en contradicción con la disciplina canónica y de guardar los sagrados Canones y Constituciones Apostólicas de nuestros Pontífices, los cuales son mandamientos divinos y celestiales, (estando Yo) consciente de que deberé dar cuentas delante de (Tu) juicio divino de todo aquello que profeso; Yo que ocupo tu lugar por divina designación y  lo ejerzo como tu Vicario, asistido por tu intercesión. Si pretendiese actuar diversamente, o permitir que otros lo hagan, Tu no me serás propício en aquel dia tremendo del divino
juicio… (pp.43 e 31).

    Por tanto, sometemos al riguroso interdicto del anatema, si por ventura cualquiera, o nós mismos, u otro, tuviera la presunción de introducir alguna novedad en oposición a la Tradición Evangélica, o a la  integridad de la Fe y de la Religión, intentando mudar o disminuir cualquier cosa concerniente a la integridad de nuestra Fe, o consintiendo, a quien quiera que sea que pretenda hacerlo»

(del: “Liber Diurnus Romanorum
Pontificum”, pp 54, 44, P.L. 1 a 5).

 

El juramento anterior fue escrito por el Papa San Agato el año 678 D.C, pero se  presume que tiene mucho más siglos de antigüedad. Fue hecho por todos los Pontífices Romanos, hasta Juan Paulo II.

Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo I lo quebrantaron. Juan Pablo II ni tan si quiera lo hizo.

pantocrator

Catolicismo de Combate.

cristiano

piox

piox2

piox3

piox4

“Demasiado extenso sería el referirles todo aquello que las historias cuentan de este famoso impostor (…) la religión de Mahoma consiste en una monstruosa mezcla de judaísmo, de paganismo y de cristianismo. Mahoma propagó su religión, no con milagros o con la persuasión de las palabras, sino más bien con la fuerza de las armas. Religión que, favoreciendo toda suerte de libertinaje, en poco tiempo convirtió a Mahoma en jefe de una tropa de bandoleros. Junto con éstos recorría los países de Oriente ganándose los pueblos, no con el darles a conocer la Verdad, no con milagros o profecías; sino como único argumento el levantar la espada sobre la cabeza de los vencidos gritando: o creer o morir”. (San Juan Bosco)

sword

cristo_rey

españas3