RIP por la izquierda española.

llama

Hoy falleció el cantautor satírico Javier Krahe. Con él se marchan los restos de una izquierda genuina que se quemó por completo en la campaña del Referéndum de la OTAN y para la que la caída del Muro de Berlín supuso su epitafio final. Personas relevantes de la talla de Julio Anguita reclamaron una reflexión profunda sobre el socialismo marxista e incluso una refundación de la izquierda, que enmendara los excesos y fracasos del llamado Socialismo Real. No le hicieron caso. Unos pocos decidieron encerrarse en su búnker ideológico, pasando a la marginalidad, y los más se rindieron al Capitalismo Imperial.

Las viejas demandas obreras fueron olvidadas. Ya no se habló nunca más de nacionalizar la banca, hacer la reforma agraria (tan urgente y necesaria aún en este país) o de que los obreros tuviesen acceso a la propiedad de los medios de producción. La izquierda se rindió al consumo feliz y a demandar un capitalismo más humano (como si el peor azote de la humanidad pudiese ser domesticado). A esa izquierda blandengue y desarraigada la vimos todos en las concentraciones del 15M en la madrileña Puerta del Sol. La Spanish Revolution armada de Iphones y de cámaras reflex. Pero no todo fue abandonado. Los contra valores se mantuvieron. La endofobia, el anticlericalismo y el multiculturalismo siguieron ahí. A ellos se les sumó la defensa del hembrismo (feminismo radical) y de todas las formas de sexualidad no tradicionales. También la defensa de la trata de seres humanos (inmigración), justificada sarcásticamente en nombre de la solidaridad. Había nacido la progresía. Que en resumidas cuentas, se trata de aparentar lo que no se es. O para que se me entienda, los que llevan la pegatina del Che Guevara en su BMW. La nueva repetición del Mayo del 68. La izquierda del caviar. El sindicalismo que se forra con los fondos para los desempleados. Los sindicatos que ahora se hacen llamar “agentes sociales” en el nuevo diccionario de la Neo-lengua.

Palabras como democracia, revolución o justicia social han sido desde entonces pervertidas hasta el asco. Particularmente la Democracia, que hoy más que nunca significa Capitalismo. Lo hemos visto en Grecia. Donde a los ciudadanos se les convoca a un referéndum, gana el NO a las políticas de recortes sociales del Gobierno Mundial (FMI, BCE, UE, OTAN) y su gobierno decide hacer todo lo contrario; accediendo sin rechistar a ajustes aún más duros contra las clases populares. Syriza es un fraude. Y aquí lejos de extraer lecciones de ello, hay quienes siguen prometiendo conquistar el cielo, vivir momentos leninistas (ni el autor de semejante gilipollez sabe que significa) y buena parte de la masa borreguil, les cree.

Desde luego lo que le queda a este país por pasar va a ser gordo y probablemente traumático. Quizá eso sea lo que nos termine de despertar.

Pero no quiero que nadie caiga en la desesperanza. Si algo tengo muy claro es que nada es eterno, salvo los verdaderos valores. El Capitalismo Imperial ya no tiene más territorios que conquistar. Hay países que ya han dejado muy claro que no van a ceder sus soberanías nacionales al Gobierno Mundial. Son los mismos países que a día de hoy acumulan las mayores reservas de oro en sus bancos nacionales. Por contra, es justamente lo que ya no hay en los bancos de Europa Occidental y aún menos en las arcas de la Reserva Federal Norteamericana. Occidente solo tiene papel. Ese papel terminará por arder y por consumir toda la contra-civilización occidental y sus contra-valores. De modo que de una manera u otra, todo este imperio del mal que nos asfixia y que lleva enterrando a la verdadera Europa desde 1945, caerá como antes lo hicieron otros.

Tenedlo claro, por un camino o por otro, el futuro nos pertenece completamente.

Descanse en paz Javier Krahe y la vieja izquierda española.

España, Europa, Rusia.

rusia_spain

Ante los acontecimientos que se suceden vertiginosamente entre la OTAN y Rusia, quiero dejar claras algunas consideraciones:

Lo que sucede en Ucrania es fruto exclusivamente de la injerencia del sionismo financiero y de su ejército (OTAN), con el fin de estrechar el cerco a Rusia. Para ello y como ya hemos visto en Libia, Yugoslavia o Irak, han usado el crimen y la manipulación a través de los medios de comunicación. Rusia ha hecho pública en reiteradas veces su decisión de defender la independencia, la identidad y la cultura de su pueblo. Rusia ha dado muestras más que evidentes de no querer doblegarse ante los intereses geopolíticos del sionismo financiero. Por eso la OTAN ha puesto cerco a Rusia. Como muestra de ello hay que decir en voz alta que los llamados rebeldes chechenos fueron armados y financiados por USA y Arabia Saudí. Es la OTAN la que desde el principio ha impuesto la guerra a Rusia. Rusia ha metido en la cárcel a más de un mafioso sionista disfrazado de demócrata, en un mensaje claro de que “con nosotros no vais a hacer lo que hacéis con el resto de Europa”. Rusia es un país plurinacional y multiétnico, donde cada pueblo ocupa su lugar y todos saben unirse para defender a Rusia como madre de todos. Rusia es el único país de Europa donde hasta el momento está garantizada la supervivencia de la raza blanca porque ha puesto los medios para evitar su colapso demográfico. Rusia se niega a entrar en el túnel de degeneración moral en el que ha entrado el resto de Europa, donde los blancos están en extinción y donde en plena crisis económica, los gobiernos títeres de Washington y Tel Aviv se niegan a cerrar las puertas a la inmigración extra europea, masiva e ilegal. En resumen, Rusia es la última nación viril de Europa y su única esperanza. Por tanto me declaro aliado suyo y haré lo posible por defender a esa nación hermana. Defender a Rusia es Defender a Europa Occidental. Los intereses de Europa son los de Rusia y viceversa. Muerte al sionismo financiero. Viva Rusia y Viva Europa. Las cosas claras y el chocolate espeso.